Pronto dejaremos Frisco, pero la ciudad seguirá moviéndose, sonando la música, emborrachándose la gente…

 

Deja un comentario