Es domingo.

El sonido celestial de Jeff Buckley

En estos últimos días me ha dado por volver a escuchar a Jeff Buckley.

No sé muy bien cuál es el motivo, pero su único álbum, “Grace“, suele apetecerme escucharlo cada cierto tiempo.

Me encanta la chaqueta que luce Jeff Buckley en "Grace"No recuerdo el motivo por el que conocí a este artista.

Recuerdo haber leído un artículo en una revista musical en que se hacía referencia a Buckley como gran influencia en la forma de cantar de artistas como Matt Bellamy (MUSE) o Thom Yorke (RADIOHEAD).
También recuerdo haber leído otro artículo en prensa especializada ensalzando a este artista de Los Angeles.
Incluso recuerdo lo difícil que me resultó conseguir este disco en la biblioteca, en una época en que comprar discos era toda una inversión.

Hace unos días conseguimos el documental “The Making of Grace“, sobre la grabación del álbum “Grace“, y que incluye opiniones de los miembros de la banda y personas relacionadas con este trabajo discográfico. Le hemos echado un vistazo. Esperamos verlo entero en cuanto tengamos un rato libre. Es muy interesante.
Está disponible, de momento, en youtube en dos partes: parte 1 y parte 2.


Jeff Buckley, el último crooner

El álbum “Grace”

Desde la primera vez que ví la portada de “Grace“, me quedé fascinado; impresionado.

Todo un crooner, todo un artista de los años ’50 parece Jeff en esa portada.

Y luego, cuando escuchas los temas, todo resulta tan redondo; todo encaja tan bien.

Al escuchar temas como “Grace“, “Lilac Wine“, “Corpus Christi Carol” o “Hallelujah” me vienen a la mente recuerdos de alguna de esas películas en que un joven de los ’50 muere en accidente de tráfico antes de conocer al hijo que espera su novia y, a punto de ser ángel, Dios le envía de nuevo a la tierra para tener la oportunidad de cuidar de él.

El ángel que nos dejó en 1997

Precisamente Jeff, un artista increíblemente prometedor con un final tan trágico. Un genio que se fue un 29 de mayo de 1997.

La voz divina de Jeff BuckleyTodo encaja.

Es un ángel el que canta. Es un ángel el que compone esos temas, con ese aire de divinidad, con esos acordes tan especiales, con ese sonido tan ensoñador.

La voz divina de Jeff Buckley¿Cómo puede no ponerse la piel al escuchar el comienzo de temas como “Mojo Pin” o “Grace“?

¿Acaso no es una oración lo que se esconde tras “Hallelujah“, “Lilac Wine” o “Corpus Christi Carol“?

¿Cómo puede una canción ser tan evocadora como la cara B “Lost Highway“?

Las respuestas están en la obra truncada de Jeff Buckley.

Artistas como PJ Harvey (en su tema “Memphis“) o Chris Cornell (en la canción “Wave Goodbye“) rinden tributo a este genio.

Su música seguirá sonando en nuestra mente y en nuestra vida.

Éste es un largo adiós que no termina jamás…

 

Deja un comentario