Como ya sabéis, para nosotros ya es una tradición el dedicar la sobremesa del domingo a ver películas genuinamente yankis (siempre que no nos surja un plan mejor, por supuesto).

Y este domingo, le ha correspondido el turno a la película “El Diablo Sobre Ruedas” (“The Duel“, 1971) dirigida por uno de los maestros del cine de masas, Steven Spielberg.

"El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971) Originalmente destinada a ser “la película de la semana” en el canal de televisión americano ABC, este film fue una de las primeras películas dirigidas por Steven Spielberg que, rodada con un presupuesto mínimo, consigue desarrollar la historia y el clima de tensión con pocos personajes, básicamente el protagonista y el camión.

Fue un extraordinario comienzo para el que luego se ha convertido en el “Rey Midas del Cine”. Una película con la que nos demostró que aún con muy poco presupuesto se puede hacer un gran trabajo como director.

Un ciudadano corriente ve como su vida cambia en un instante

Basada en un relato corto de Richard Matheson (autor de otras conocidas El Plymouth Valiant del protagonista de "El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971) novelas cortas como “Soy leyenda” o “El increíble hombre menguante”), narra la inexplicable persecución a la que se ve sometido un conductor de un automóvil por parte de un enorme camión cisterna.

Tal y como sucede en otros éxitos de taquilla de Spielberg como “Tiburón” (1975), “Encuentros en la tercera fase” (1977) o “E.T.”(1982), en “El Diablo Sobre Ruedas”, el protagonista ve como su vida cambia de un momento a otro cuando un camión comienza a acecharle, sin razón aparente, en una carretera en medio de ninguna parte.

Dando muestras de lo que sería un tema recurrente en las obras del director, Spielberg nos presenta una historia en la cual un ciudadano común y corriente, ve como irrumpe su vida por un hecho extraordinario, que sacudirá por completo su existencia haciéndolo vivir una experiencia nada agradable.

Terror psicológico con un toque sobrenatural

En esta película, Spielberg usa el pretexto del viaje en automóvil para presentarnos un entretenido y agobiante relato de persecución, con algunas gotas de terror físico y psicológico, y un toque sobrenatural: el camión actúa como un enorme monstruo irracional, perverso y omnipresente, cuyo objetivo más allá de asesinar a David,"El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971) parecía ser el querer demostrar su supremacía sobre el pobre Plymouth Valiant rojo del protagonista.Podría decirse que se trata de una reedición moderna de la historia de David y Goliat.

Cabe también otra lectura del argumento: un ser mediocre es agobiado por una vida igualmente mediocre y monótona de la cual no puede escapar, encarnada por el camión sin conductor.

Basado en hechos reales

El Plymouth Valiant del protagonista de "El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971) El argumento se fraguó tras una vivencia del escritor y guionista Richard Matheson, que se encontraba jugando al golf con un amigo cuando escuchó por primera vez la noticia acerca del asesinato del presidente Kennedy. Consternados por la situación, él y su amigo decidieron volver rápidamente a casa. Mientras cruzaban un estrecho camino cercano a Simi Valley, un camión se acercó demasiado a su automóvil. El escritor al percatarse de esto, aceleró el vehículo sólo para darse cuenta que el camión también comenzaba a acelerar. Debido a la tensión causada, Matheson y compañía terminaron saliéndose del camino. Todo esto sirvió para que el escritor incubara una idea que presentaría a un buen número de productores de series de televisión, sin que lograra resultados.
Siete años después, Matheson escribió la novela corta “Duel”, basada en aquella idea, que fue publicada en la edición de abril de 1971 de la revista Playboy.

Sinopsis

¿Tú qué harías si un enorme camión te empuja hacia un tren que está pasando?David Mann (Dennis Weaver) viaja con su coche por una zona desértica y aislada al sur de California, cerca de la frontera con México, cuando adelanta a un viejo y oxidado camión (un Peterbilt 281, que todavía se conserva, por cierto).

El automovilista se inquieta un poco al notar que el camión parece perseguirle. Después de un rato, la persecución se convierte en acoso. Lo que aparenta ser un juego malintencionado por el camionero se va convirtiendo en un enfrentamiento de vida o muerte. Así, a lo largo de kilómetros y kilómetros de carreteras solitarias. El asedio se hace más y más asfixiante hasta alcanzar cotas de abstracción absurdas.

Cómo se creó el film

Tras dirigir el episodio piloto de la serie de televisión “Night Gallery” (1970-1973), un episodio de la serie “Name of the Game” (1968), y de filmar su primer cortometraje serio llamado “Amblin” (1968), un joven Steven Spielberg de tan sólo 24 años, fue contratado por la Universal para realizar tres telefilmes. Precisamente la Universal, la productora que poco tiempo atrás había adquirido los derechos de la historia de Matheson, con el objetivo de realizar una película cuyo protagonista sería el actor Gregory Peck…

Al rechazar Gregory Peck el papel, la productora decidió realizar un telefilme con la historia de Matheson, y cuya dirección se le encargaría a un entusiasmado y novato SpielbergEl camión, vigilante... "El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971) Tras el enorme éxito que obtuvo al momento de su estreno en televisión, la ópera prima del director fue llevada a las pantallas de cine europeo con un montaje que ampliaba sus 74 minutos iniciales hasta casi 90.

Steven Spielberg plasmó perfectamente el pulso narrativo y el tono épico de la historia como pocas veces se había visto en televisión hasta la fecha, lo que hizo que, meses después de su estreno, los productores se decidieran a rodar más secuencias para ampliar su metraje, con el fin de exhibirla en cines. Consiguió un gran éxito de público, y al ser exhibida en algunos festivales de Europa, contribuyó a forjar la imagen de narrador y original cineasta que ha acompañado a Spielberg hasta la actualidad.

Probablemente conocimos a Spielberg a través ya de “Tiburón”, un film en el que nos encontramos con la misma fórmula utilizada en “El Diablo Sobre Ruedas“: la lucha titánica de, en este caso, tres solitarios, contra un ser despiadado, inteligente, pero al mismo tiempo asesino irracional, un escualo gigantesco (como lo era el gigantesco camión del otro film).

La figura del protagonista

La agobiante persecución en "El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971) La calidad de la actuación de Dennis Weaver es notable. Entrega una interpretación convincente durante todo el transcurso de la cinta, transmitiendo a partes iguales miedo y agobio pero también enfado y rabia al ver algunos de sus estúpidos comportamientos.

Aunque no se profundiza demasiado en la personalidad del protagonista, los pocos diálogos que posee el protagonista nos dejan adivinar el descontento con la vida que lleva, así como también el desasosiego y la impotencia que siente al verse acosado por un rival en apariencia imbatible.

Una atmósfera agobiante

Situación surrealista en "El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971) Spielberg logra la crear una atmósfera agobiante, mediante el uso de planos cerrados, utilización de deformaciones visuales y zooms, acompañado todo ello por el constante ruido de los motores del camión y del coche, junto con la adecuada incorporación de la música compuesta por Billy Goldenberg, en los momentos de mayor tensión.

Pocos directores pueden jactarse de haber debutado de manera tan notable dentro de la industria cinematográfica. Aunque la cinta no está exenta de imperfecciones, resalta como un ejercicio casi perfecto de suspenso narrativo, con el cual Spielberg, además de adelantarnos ciertas temáticas que se repetirán en un buen número de sus obras posteriores, nos demuestra su capacidad de impresionar al espectador a base de historias simples.¡ El camión sigue detrás ! "El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971)

La película se rodó en 16 días y se contó con un presupuesto total menor al medio millón de dólares.

Esta película es, desde nuestro punto de vista, de toda la historia del cine, un buen exponente de un género netamente norteamericano, las road movies, que a lo largo de los años ha conseguido salir del ostracismo al que se le había confinado como subgénero o subproducto, al igual que otros como el western o el gore, ganándose la aceptación y el aplauso de la crítica.

Las road movies son películas en las cuales el viaje en coche, además del desplazamiento físico que conlleva, marca emocionalmente a los protagonistas y se convierte en la base sobre la que desarrollar historias de diversa temática aunque, en general, abunda la aventura y la violencia.¿Los pájaros de Hitchcock? no, "El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971)

Por otro lado, esta película es también el mejor ejemplo de la influencia de Hitchcock sobre otros directores posteriores; en este caso, sobre Spielberg: el protagonista se presenta como un tipo cobarde y falto de carácter, incapaz de defender a su esposa del acoso de otro hombre, que de un momento a otro se ve enfrentado a una situación tan peligrosa como absurda. Al igual que lo que sucede en la cinta de Hitchcock “Los pájaros” (1963), el ataque del camión no responde a ninguna lógica y la violencia hacia el protagonista es absolutamente desproporcionada e inmotivada.

"El Diablo Sobre Ruedas" ("The Duel", 1971)

Viendo el resultado final, es fácil comprender porque hoy en día, Steven Spielberg es considerado como uno de los directores más populares e influyentes.

Por cierto, buscando información sobre el camión Peterbilt 281/351 de la película, me he encontrado con un curioso ranking con los 10 camiones de ficción más guays.

 Si viajas a California, conviene que vigiles el retrovisor...

 

Deja un comentario