Bueno, en realidad ya tenemos mini trípode.

En los viajes anteriores teníamos que estar todo el tiempo haciéndonos lo que nosotros llamamos "gadgetofotos", o sea, autofotos a mano si queríamos salir juntos en alguna instantánea.

El año pasado, mientras viajábamos por el oeste de Estados Unidos, incluso pensé en fabricar una especie de trípode con unos palos de escoba, pero al final no tuvimos tiempo.

Pero todo eso se ha acabado.

Hemos comprado, hoy mismo, un pequeño trípode que seguramente nos ayude a hacernos fotos juntos en los lugares más remotos, donde no haya nadie que pueda fotografiarnos (que es lo habitual en nuestros viajes).

¡Incluso sirve para utilizarlo con la videocámara!

Por 11,90 euros, seguro que es una buena compra…

Deja un comentario