A lo largo de los últimos días hemos ido conociendo noticias sobre Japón que dejan la puerta abierta a la esperanza.

 

Primero fue el control casi total de la situación de la central nuclear de Fukushima, y ayer conocimos otra noticia, a través de twitter, que nos demuestra, una vez más, que Japón es un país de personas muy trabajadoras, responsables, que trabajan por su país.

Y es que, a pesar de las magníficas infraestructuras del país nipón, el terremoto de una intensidad récord de 9 puntos en la escala Richter fue demasiado para ser soportado por algunas obras de ingeniería.

Ese es el caso de un tramo de la Gran Carretera de Kantō a su paso por Naka, partida en dos por un enorme cráter de 150 metros abierto tras el seísmo del día 11 de marzo.

Tarjeta SIM para viajar

Pero gracias al tesón y profesionalidad de los trabajadores, muchos de los cuales comenzaron a trabajar el mismo día siguiente a la catástrofe, se consiguió que esta carretera quedara arreglada en tan solo seis días, desde el 17 de marzo hasta el 23, cuando se abrió al tráfico.

Qué hacer si las entradas a Alcatraz están agotadas y cómo solucionarlo

El triunfo de la ingeniería japonesa.

 

El mejor seguro de viaje

¿Cuánto habrían tardado en hacer una reparación semejante los ingenieros y obreros españoles?

 

Fotografías del 17 de marzo (arriba) y del 23 de marzo (a la izquierda).
Autor: AP a través de The Daily Mail

 

 

Japón Secreto: descubre el Japón que no sale en las guías

 

Otros artículos que pueden interesarte

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here