Ayer por la noche decidimos ver otra película de nuestro querido Nicolas Cage.

Nicolas Cage en "Contrarreloj"

Se trataba de "Contrarreloj" ("Stolen", 2012), un film de intriga y acción del que desconocíamos su existencia y que nos ha dejado una buena impresión.

Will Montgomery es un conocido experto ladrón de bancos que sale de la cárcel tras cumplir 8 años de prisión por una traición de uno de sus compinches en el transcurso de un robo. Al salir de la cárcel dedide dejar atrás su pasado criminal e intentar reconstruir su relación con su hija Allison.

Pero, inesperadamente, Vincent, un antiguo compañero, secuestra a su hija y le exige un fuerte rescate a cambio de volver a verla con vida.

Will solo tiene un día para conseguir ese dinero que Vincent le acusa de tener guardado tras el último robo.

Aunque a priori la película plantea un argumento sencillo, lo cierto es que mantiene la intriga gracias a un ritmo que no decae y a una serie de situaciones que no caen en los tópicos del cine de Hollywood (aunque algunas otras sí, por supuesto).

La escena de Nicolas Cage saliendo de la cárcel me ha hecho pensar. "¿en cuántas películas vemos a Nicolas Cage salir de la cárcel?".

En la primera escena me ha bastado ver una calle oscura y solitaria para saber que estaba rodada en Nueva Orleans, gracias a que, aunque es una calle insulsa, hemos estado por allí hace apenas 6 meses. Pilar se ha quedado flipada cuando ha visto que estaba en lo cierto.

Aunque ya sabemos que el Nicolas Cage actual no encarna los papeles míticos de los '90 que le hicieron tan famoso, realiza un buen trabajo; es un papel a su medida. Pero si un personaje casi eclipsa a los demás ese es el de Vincent (Josh Lucas), un auténtico deshecho de la sociedad.

Algunas de las frases más sobresalientes del film:

Todos los padres hablan con sus hijos antes de cometer un crímen. Es lo normal.

(…)
La mano está por debajo de la falda para tocar la almeja.

(…)
Tienes buen aspecto. Espero que te violasen a diario.

(…)
Es mala idea robar al mejor ladrón de bancos de América.

(…)
Ya era un chico de oro. Ahora soy un puto Picasso.

Malin Akerman realiza un trabajo correcto aunque no se nos va de la cabeza su desagradable papel en "Matrimonio Compulsivo". Necesitamos ver más películas de esta chica para borrar ese incómodo recuerdo.

La banda sonora es obra del genial Mark Isham aunque, en este caso, no es especialmente reseñable.

En resumen, "Contrarreloj" es un film de acción e intriga con cierta elegancia y pulso narrativo, ambientado en una ciudad como Nueva Orleans, poco habitual para este tipo de cine. Además, en pleno Mardi Gras. Una gozada.

Por cierto, ¡vaya desfiles de Chargers! 😉

 

Actualización del 22 de mayo de 2014:

Ayer por la noche volvimos a verla en tv y nos ha gustado incluso un poco más que la primera vez.

 

Deja un comentario