Esta tarde hemos ido a hacer la compra.

Mientras empujábamos el carrito de la compra, hemos visto un cartel que anunciaba la oferta de pescado. En concreto, se trataba de abadejo de Alaska.

Je, je…

En ese momento no hemos podido evitar que en nuestra cara se dibujara una sonrisa.

Ya va quedando menos…

Deja un comentario