De nuevo, nos hemos encontrado con otra mañana en la que los servicios profesionales que demandamos, resultan ser un tanto ineptos.

he tenido que llamar a la compañía de seguros para acabar de solucionar el asunto del robo de la pieza del frontal del coche, a pesar de que me aseguraron que hoy me llamarían.

Pues bien, la persona que estaba al otro lado del teléfono me ha confirmado que el siniestro no está cubierto y el motivo es que dichas piezas no faltan a causa de un robo sino a causa de una maniobra indebida de aparcamiento.

A su dirección de quejas (calidadgenauto@genesis.es) he enviado la siguiente misiva:

 

Buenos días

El pasado 24 de noviembre sufrí el robo de dos piezas del frontal de mi coche: un faro antiniebla y un refuerzo metálico del parachoques.

Inmediatamente hice la correspondiente denuncia y le envié una copia de ésta para obtener su cobertura.

A las 24 horas, un perito de la compañía procedió a revisar el coche y envió un mensaje al taller de que mi daño no estaba cubierto.

Eso pude saberlo inmeditamente a pesar de que, desde el número de atención al cliente me informaban de que no se sabía el estado del expediente.

A pesar de que, sistemáticamente, en su publicidad indican que los asegurados en su compañía no deben preocuparse de nada porque el servicio es rápido y de calidad, he tenido que utilizar el coche, en lamentables condiciones, desde el día 25 hasta el 29.

Ese mismo día, una persona del servicio de atención al cliente me informó que el daño sí que estaba cubierto.

Ante mi sorpresa, volví a preguntar.

En ese momento me dijeron que no, pero que en el plazo de 24 horas me llamarían para confirmar si existía o no cobertura.

Pues bien, dos días despúes, he tenido que ser yo el que llamara porque absolutamente nadie se ha preocupado de mí desde Génesis Auto.

Para colmo, ahora me han informado de que mi daño no está cubierto porque no es fruto de un robo sino de un mal aparcamiento.

Es decir, después de semana y media esperando, sin noticias suyas salvo por mis llamadas, ahora me entero, gracias a su "profesional servicio", que no he sufrido un robo, sino que no sé aparcar adecuadamente, lo que ha provocado que me quede sin una pieza del frontal del coche que viene fortísimamente sujeta al chasis y que, en caso de haber sido yo el que provocara el daño, el golpe, con toda seguridad, habría provocado muchísimos más daños.

Pero no es solo la peritación poco profesional lo que me ofende.

Lo que realmente me ofende es que, durante 5 años, he renovado y pagado la póliza con ustedes sin reparo y sin tardanza (al contrario que la tardanza que han demostrado ustedes).

Lo que me ofende, en suma, es que me están acusando de mentiroso y de intentar cometer un fraude sobre un daño que, por otro lado, no supone para ustedes más que la ridícula suma de 160 euros, mucho menos de lo que supondría cambiar un par de lunas y, la mitad de lo que cada uno de estos cinco años he estado pagando en concepto de póliza.

Pues bien, quiero que sepan que han ido a equivocarse con la persona menos adecuada para ustedes, por varios motivos.

Primero, porque en este preciso momento he procedido a cambiarme de compañía. No me preocupaba tanto la cuantía de la póliza como la calidad del servicio.

Y segundo, porque pensaba disfrutar de la promoción de apuntar a unos cuantos amigos a genesis auto con la promoción que acababa de recibir hace unos días; algo que, como comprenderá, ya no haré.

Estoy muy contrariado por su servicio. Especialmente, insisto, por hacerme pasar por defraudador.

No sé qué clase de clientes tienen en cartera, pero si habitualmente intentan defraudar, entonces es aún más lógico que deje de estar "cubierto" por su compañía.

En resumen, sigan invirtiendo su dinero en campañas publicitarias en vez de hacerlo en dar un servicio ágil, profesional y RESPETUOSO a sus clientes. Ustedes sabrán lo que hacen. Yo, como consumidor, acabo de saberlo.

 

Compartir
Artículo anteriorQUEMADOS POR EL BUCLE
Artículo siguienteRECEPCIONES
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

5 Comentarios

  1. Sí, Génesis creo que es el de Snoopy, el perrito gilipollas.
    Os pediría a todos que pongais comentarios sobre Genesis en todas partes de internet si podéis, para que salga con muchos resultados en las búsquedas de google y la gente sepa la verdad.
    Una buena idea es ponerse una firma así en los foros en los q esteis apuntados.
    Hay que mostrarle a toda España la panda de ladrones y estafadores que son !

  2. yo lo tengo con pelayo y la verdad que estoy muy contento. Génesis no era el que tenía a snoopy como mascota? Aprovechando el estado de alarma, amenazad a génesis con militarizar su empresa si siguen tocando los huevos 🙂

Deja un comentario