Ayer por la noche, tras meses acumulando polvo, decidimos ver otra de esas revisiones de una mítica serie de televisión.

Cartel de "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)Desde que se estrenó, siempre había querido encontrar un rato libre para ver la revisión de cine de una de las series de televisión más legendarias de los ’80: “Corrupción en Miami” (“Miami Vice“, 2006), a pesar de que temía que sería tan solo una burda versión actualizada y desprovista de carácter y estilo propio.

Pues bien, al final mis presagios se han confirmado.
La película es mediocre, a pesar de estar dirigida por el mismísimo Michael Mann, y coescrita por él mismo junto a Anthony Yerkovich, es decir, los creadores de la serie original.

Colin FarrellJamie Foxx son respectivamente Sonny Crockett y Ricardo Tubbs, agentes de la Brigada Antivicio del Departamento de Policía de Miami.

Jamie Foxx y Colin Farrell en "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

Un metraje muy largo

En este caso no haremos un resumen del argumento porque, sinceramente, apenas lo recordamos.

Jamie Foxx y Colin Farrell en "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

Lo que sí podemos afirmar con rotundidad es que se trata de un metraje muy largo, con un ritmo muy lento, desaprovechando la oportunidad de crear la que podía haber sido una de las mejores películas de acción de la década.

Cuando digo que la película es mediocre, no me refiero al apartado técnico, ni al argumento (aunque éste es un tanto simplón), sino a lo insulsa que resulta si la comparamos con la brillante, paradigmática y extraordinariamente exitosa serie de televisión de los ’80, a pesar de que este film rebosa de elementos rescatados de la serie.

Basada en la famosa serie de los ’80

Y es que, a grandes rasgos, el film parece estar basado en capítulos clásicos de la serie, como “Borrasca“, “Caída Libre” o “El Gran McCarthy“, del que los fans recordamos la famosa carrera de yates fueraborda.

Lanchas y más lanchas en "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

El gran papel de Luis Tosar

Pero lo que en la serie eran la parte sustancial, los protagonistas, en el film resultan totalmente invisibles.Barry Shabaka Henley, el nuevo teniente Castillo de "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

Y eso por no hablar del actor elegido para encarnar al teniente Castillo (Barry Shabaka Henley), que roza el surrealismo. No se parece a Edward James Olmos ni en el blanco de los ojos. Y por supuesto, mucho menos en el carácter apesadumbrado y profundo de éste.

Para colmo, eligen para el papel de Isabella, que suponemos que es una mujer latina, a una actriz ¡china!.

Gong Li en "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

Eso sí, en el más que custionable reparto, nos ha gustado ver a Luis Tosar en el papel del mafioso Montoya.

Luis Tosar en "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

Un apartado técnico impresionante

Sin embargo, no todo son críticas negativas por nuestra parte.

Lo más fascinante de la película es el apartado técnico. 

La película mantiene el ambiente cálido y brillante de las calles de Miami que mostraba la serie.

"Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

El director utiliza una ténica de rodaje muy directa, sin iluminación artificial, y basada en la “cámara al hombro. En todo momento se tiene la impresión de que la película ha sido rodada íntegramente con videocámaras caseras.
Michael Mann incluso se recrea en el aspecto más casero al más puro estilo de cortometraje situando las cámaras en lugares de lo más heterodoxos y rebuscados. Refrescante.

Escena de la lancha fueraborda de "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

En eso y en las escenas finales es cuando el Mann que conocimos en los ’80 sale a relucir.

Magnífica banda sonora

Jamie Foxx en "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)En cuanto a la banda sonora, me ha llamado positivamente la atención. Sin rastro de Jan Hammer en ella, consiste en un buen puñado de temas, generalmente remixes techno de temas conocidos, empezando por un tema muy bueno de LINKIN PARK: Numb.

Después de toda la crítica

Me he tirado toda la película criticando el film por su ritmo lento, su falta de escenas de acción, su poca profundidad en el argumento y, sobre todo, por la poca gracia y estilo de sus dos protagonistas, a quienes no les acompaña ni siquiera el aspecto físico envidiable y estilizado de la serie original.

Sin embargo, por alguna razón, no he dejado de pensar en la película desde que acabamos de verla.

Maravillosas escenas nocturnas de "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

No sé cómo explicarlo, pero parece como si este film guardara aún un poco del espíritu de la serie original. Sobre todo en esos ambientes de los arrabales de Miami por la noche, los puertos frecuentados por los traficantes de droga, los policías con coches y ropas caras…

Ferrari de "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

Por cierto, ha sido muy agradable ver cómo el protagonista tomaba prestado ese maravilloso Dodge Charger SRT con el que llevaba a Isabella a un lugar seguro.

Dodge Charger SRT de "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

Dodge Charger SRT de "Corrupción en Miami" ("Miami Vice", 2006)

1 Comentario

Deja un comentario