En ocasiones, las estadísticas dibujan una imagen un tanto estereotipada de la realidad.

Ayer, gracias a twitter, pudimos conocer dos noticias que, siendo de fuentes distintas y refiriéndose a países distintos, hablan del mismo tema.

Se trata de las estadísticas sobre la forma de morir en Japón y en Estados Unidos. Noticias, a priori, positivas en ambos casos (?!).

Vamos a los datos.

 

Estados Unidos consigue que los homicidios ya no sean una de 15 formas de muerte más habituales

Tras conocerse los datos oficiales sobre defunciones en 2010, se ha sabido que los homicidios han dejado de ser una de las 15 principales causas de muerte en Estados Unidos por primera vez desde 1965, según datos oficiales.

En su lugar se sitúan ahora la neumonitis, una inflamación de los pulmones provocada por la inhalación de ciertas sustancias extrañas (ciertos tipos de polvo, mohos u hongos).

Ahora los homicidios representan 5,3 casos por cada 100.000 personas.

Hay quien asegura que la tendencia a largo plazo es que no deje de reducirse el número de homicidios.

Otros padecimientos que experimentaron un descenso en 2010 fueron las enfermedades del corazón y los accidentes, según el informe oficial.

El cáncer y las enfermedades del corazón, son las dos causas de muerte principales del país. Entre ambas causas se explican el 47% de los fallecimientos sucedidos en 2010.

Por su parte, la expectativa de vida aumentó algo más de un mes en 2010, en comparación con 2009, por lo que se sitúa en los 78,7 años.

 

Japón registra la menor cifra de suicidios de los últimos 10 años

Japón es el país que, según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (datos para 2009), registra la mayor esperanza de vida (junto con San Marino): 83 años (tranquilos, España es, junto con Suiza, el segundo país, con 82 años).

Sin embargo, lo que nunca se dice es que es uno de los países con mayor tasa de mortalidad.

Quizás uno de los motivos sea el elevado número de suicidios que se producen en Japón, todo un estereotipo que, por desgracia, tiene mucho de real.

Además, parecen relativamente habituales los suicidios colectivos pactados (o al menos eso es lo que nos hacen creer los medios de comunicación).

Sin embargo, acaban de conocerse los datos oficiales de la policía, que muestran que Japón ha registrado, en 2011, la menor cifra de suicidios (自殺) en 10 años.

No obstante, en 2011, por decimocuarto año consecutivo, se han superado los 30.000 suicidios al año. Los hombres, en esta terminal actividad, superan en más del doble a las mujeres (más de 20.000 varones frente a 9.600 mujeres).

Recordemos que en España, el número de suicidios del último año del que se tienen datos, hasta ahora, que es 2009, fue de 3.429 personas en total (incluyendo los autolesionados sin resultado de muerte). Por cierto, de todos esos, 2.666 fueron hombres.

En total, 30.513 personas se quitaron la vida en el país asiático en 2011, lo que supone 1.177 personas, o un 3,7 por ciento menos, que en 2010.

Por provincias, Tokio registró, como en años anteriores, el número de suicidios más alto, aproximadamente 3.100.

Japón, con 127 millones de habitantes, está entre los primeros países del mundo en tasa de suicidios. No obstante, la gente de allí prefiere no hablar del tema cuando se les pregunta y, de hecho, muchos incluso ignoran esta realidad.

Lo cierto es que el hecho está presente en la vida diaria y, los medios de transporte, especialmente el ferrocarril, puntuales en extremo, solo sufren retrasos cuando algún desesperado ciudadano se arroja a las vías.

Esto es algo que sucede con cierta regularidad y nosotros hemos tenido que soportarlo en más de una ocasión, como en nuestro último viaje, el pasado mes de noviembre (obsérvese lo "políticamente correctos" que son, al nombrarlos "accidentes humanos"):

Otro día, con más tiempo, hablaremos un poco del suicidio en Japón, un tema interesante que da mucho de sí.

 

En resumen, este tipo de estadísticas, por desgracia, mantienen una imagen estereotipada de ambos países. Claro que, como alguno diría, cuando el río suena…

 

Fuentes: International Press y Associated Press

 

Deja un comentario