Una de las cosas que pensábamos hacer si volvíamos a Nueva York era pasarnos por el Soho a ver tiendas y comprar lo que nos apeteciera. Al fin y al cabo, estamos en crisis y, según las noticias, en Estados Unidos los descuentos estaban siendo históricos (nosotros llegamos a ver descuentos de hasta el 80%).

Botas del año pasadoBotas de este año

Además de los clásicos Calvin Klein que otras veces habíamos comprado allí, ahora queríamos repetir la compra de calzado, que todavía se sigue encontrando del made in USA, y a muy buen precio.

Nos recorrimos el Soho casi de noche, esquivando a la gente más o menos pijilla que entraba y salía de las exclusivas tiendas del barrio. En Nueva York, muchas mujeres son como Carrie Bradshaw

Ironías del destino: al final, las botas de mis sueños estaban en Noho, cerca de casa. Y encima, a mitad de precio que en algunas exclusivas zapaterías del Soho. Ya sabeis: busque, compare…

Después de comprar las botas, nos fuimos hasta Times Square a recoger las entradas del cotillón.

Modificamos la reserva del hotel que tenemos reservado para los últimos días, pues hemos decidido quedarnos solo la última noche, y cenamos algo en un deli de Herald Square, al lado de Macy's.

(Visto 3 veces, 1 vistos hoy)

Deja un comentario