Japón Secreto: descubre el Japón que no sale en las guías

Hace algo más de una década pisamos el cine Broadway para ver una película en un momento en que nuestras vidas iban a cambiar de una manera que ni podíamos imaginar.

Hoy hemos vuelto, tras todos estos años, de nuevo a ese viejo y encantador cine.

 

Esta tarde hemos tenido la gran suerte de ver una de las mejores películas de los últimos año: “Green Book” (2018), de Peter Farrelly, uno de los dos hermanos chalados del cine de Hollywood, responsable de numerosos films abochornantes llenos de humor grueso e incómodo.

Por algún motivo, ahora ha debido hacer acto de contricción y ha decidido facturar un film lleno de sensibilidad y con un sentido estético que le ha merecido varios premios Oscar en la última Gala celebrada hace apenas una semanas.

Cartel de "Green Book" (Peter Farrelly, 2018)

 

No niego que seguramente parte del éxito (o quizás casi todo) se deba a que está basado en una novela autobiográfica. Pero eso no debe ocultar el hecho de que se trata de una gran película.

Y, lo que es mejor (al menos para mí) es que es una gran road movie.

 

 

Una gran road movie

Sí.

Algunas de nuestras películas favoritas de todos los tiempos son road movies como seguramente ya sabrás si nos conoces o has leído innumerables artículos de este blog.

Es un género que nos gusta.

 

Pero es que, cuando se trata de una buena y verdadera road movie, lo que disfrutamos no es solo un viaje; no es solo una sucesión de maravillosos planos de lugares preciosos.

Descubre San Francisco con las mejores experiencias, excursiones y visitas guiadas
Internet en Japón

Una road movie es un viaje en el que los protagonistas se van conociendo, se van aceptando, se van acercando y se van queriendo.

Y eso es lo que nos cuenta “Green Book“, un viaje en el que dos personas absolutamente opuestas en todos los sentidos, se ven unidos por el destino para realizar un viaje por el sur profundo de Estados Unidos en 1962, un momento en que la historia de ese país pasaba por sus horas más bajas y vergonzantes en lo que derechos civiles del pueblo negro se refiere.

Racismo en "Green Book" (Peter Farrelly, 2018)

 

Precisamente de ahí viene el título de este film, de una vergonzosa guía de viaje y alojamientos publicada en esa época en Estados Unidos.

 

Por otro lado, en el aspecto técnico, no sé si otorgarle un 10 o un aprobado, pues es una película correcta, sin alardes técnicos, pero al mismo tiempo es tan agradable y los ambientes están tan bien recreados que te transportan a esa época como pocos films lo hacen.

"Green Book" (Peter Farrelly, 2018)

 

“Green Book” es un inolvidable film lleno de nostalgia que narra un viaje por carretera de dos personajes antagónicos en un momento oscuro y vergonzoso de la historia de Estados Unidos.

 

 

Sobre el reparto

Se nota que Viggo Mortenssen disfruta con su papel de italiano del Bronx estereotipado, quizás no muy creíble por su aspecto, pero es la calidad interpretativa, ¿no?

Viggo Mortensen en "Green Book" (Peter Farrelly, 2018)

 

Pero, en mi opinión, quien hiela la sangre es Mahershala Ali en su papel de doctor Donald Shirley.

Fabuloso.

Mahershala Ali en "Green Book" (Peter Farrelly, 2018)

 

Y quizás lo mejor de todo es que lo que se narra en la película sucedió…

Mahershala Ali en "Green Book" (Peter Farrelly, 2018)

 

 

Sobre las localizaciones

En “Green Book” ninguna localización de rodaje es reconocible.

El director ha prescindido de los típicos y manidos lugares de Estados Unidos para narrar el viaje de los protagonistas. Ha preferido centrarse en la carretera.

Ya lo dije al comienzo: es una gran road movie. Por ello solo puede haber tres protagonistas; uno de ellos, la carretera.

 

Tras más de una década viajando por Estados Unidos, sobre todo tras diez largos viajes por carretera por ese fabuloso país, solo puedo decir que un viaje por carretera es una experiencia inolvidable que puede llegar a cambiarte la vida.

 

Viajar abre tu mente.

Viajar es vivir.

 

 


Las imágenes mostradas en este artículo pertenecen a sus autores.

Deja un comentario