Por fin hemos llegado a nuestro destino, aunque el viaje no ha estado exento de movidas.

Como ya nos sucediera el año pasado, de nuevo han vuelto a parar a Pilar en el control de inmigración.

Pero esta vez la cosa ha sido más gorda: ha estado retenida más de dos horas en una sala. Empezamos a estar hartos de la supuesta política de seguridad de este santo país.

Ya van quedando muy pocos semáforos de estos en Manhattan

Por lo demás, estamos muy contentos con el apartamento. Vanessa, la dueña del apartamento, una chica de la misma edad que nosotros, nos ha mostrado todo el piso, nos ha hablado de la zona y nos ha dejado una botella de vino fresco en el frigo para que brindemos por la llegada.

El apartamento está muy bien. Y la ubicación en el barrio con más ambiente de la ciudad no es casual. Estuvimos buscando y buscando hasta encontrarlo. La sugerencia vino de Javi.

Ha merecido mucho la pena. Es un apartamento super parecido a los de las series como "Friends" o "Como conocí a vuestra madre".

Después de dejar las maletas, nos hemos ido desde el Village (nuestro barrio) hasta el midtown, en concreto, hasta Times Square, para ver el ambiente.

En Times Square cerca de Nochevieja (¡¡ otra vez !!)

 

Encontrándonos con viejos amigos otra vez

Deja un comentario