Muy intenso ha debido ser el último viaje que hemos hecho pues, desde que hemos vuelto, todavía me despierto cada día desorientado.

Esto mismo nos sucedió cuando volvimos de Estados Unidos en 2008.

Deja un comentario