Aquí continúa el reportaje que Mariano Lozano ha escrito sobre cómo saber moverse por Seattle nada más llegar al aeropuerto.

Ya estamos empezando a alterarnos y a notar la excitación.

En el anterior artículo sobre Cómo no perderse al llegar al aeropuerto de Seattle (I) vimos cómo funcionaban los puestos de Inmigración y Aduanas, así como el sistema de recogida de maletas. En este artículo vamos a ver qué es lo que tenemos que hacer para salir del aeropuerto hacia nuestro destino final. Este mapa del aeropuerto te puede ayudar.

Bien, una vez recogidas las maletas de la correspondiente cinta de equipajes se abren, entre otras opciones, estas posibilidades: coger el autobús a Seattle, recoger un coche de alquiler o pillar un taxi (aparte de que alguien te “rescate”, claro):

Rent a car: Si has reservado un coche de alquiler, vuelve tus pasos hacia la última escalera de donde saliste y viste la gente esperando a sus amigos y allí a la derecha verás los mostradores de todas las compañías de alquiler que operan en el aeropuerto. Acabados los trámites y que explicaremos en otro artículo, lo más probable es que te digan que cojas un autobús (shuttle) que te llevará hacia el aparcamiento de la compañía. Para coger el autobús, sube la escalera más cercana, cruza por un puente elevado hacia el edificio de aparcamiento que hay enfrente, baja de nuevo otras escaleras (todo con las maletas, sí – hay ascensores) y verás una calle de un sólo sentido por donde pasan los miniautobuses. Debes buscar dónde parará el de tu compañía al que se supone que ya han avisado de que estás esperando. Si tarda más de 10 minutos, hay un teléfono gratuito ahí cerca desde donde les puedes llamar directamente para que te recojan con sólo marcar el código correspondiente que aparece en el panel del teléfono.

Taxis: no hay enormes paradas de taxis como en España. Puedes coger un taxi justo al lado de donde se coge el miniautobús que expliqué en el párrafo anterior, junto a los ascensores. No hay muchos carteles indicadores. Lo normal es que llegues y no haya taxis o haya mucha cola, por lo que hay costumbre entre los nativos de compartir con otros viajeros el vehículo si los destinos son similares, sobre todo entre gente joven. Si tienes prisa o quieres asegurarte, puedes reservar una limusina que por un precio fijo (más propina) te lleva a Seattle o donde sea (suele salir por unos $45). Las limusinas te esperan a la hora que digas en los andenes 1 ó 3 del edificio de aparcamiento, te lo dicen en el momento de la reserva y dependerá de la compañía aérea que te traiga. Hay varias compañías de limusinas, como ésta. Aeropuerto de Seattle por fuera

Autobús: es la otra opción, no necesitas reserva. Lo coges a la altura de la cinta número 12 subiendo desde ahí un tramo de escaleras. Los que llevan al centro de Seattle son el 174 y el 194. La compañía de autobuses del condado (King County) se llama “Metro” y puedes consultar los trayectos aquí (pon como origen “SeaTac airport” y el destino que desees). Los autobuses no van llenos si no es temporada alta, así que es una opción barata aunque alarga un poco más de la cuenta un viaje desde Europa ya largo por sí mismo.

 

Otras opciones:

Shuttle Express: puedes compartir un miniautobús con otros viajeros a ciudades cercanas a Seattle. Hay que reservar en el 425-981-7000 y se coge entre los andenes 3 y 4 del edificio del aparcamiento, justo al lado de donde se cogen los autobuses de Metro.

Autobuses largo recorrido (Scheduled Airporter Services): hay varias compañías que operan en el aeropuerto y que te llevan a ciudades más lejanas. Todas las puedes encontrar haciendo click en este enlace y buscar las que están bajo el epígrafe Scheduled Airporter Services. Se cogen en el andén 00, el más pegado a la cinta de maletas número 1 (donde están los aviones colgados del techo)

– Si lo tuyo es llegar a Seattle para luego coger una avioneta que te lleve a una de las preciosas islas del entorno, debes reservar con Kenmore Air, con quienes tuve el gusto, y que te recogen también en el mismo lugar que los autobuses de largo recorrido. Puedes reservar con ellos en su página web. Monte Rainier (Washington)

De momento no está operativo pero ya se está terminando de construir la línea de tren que comunicará el aeropuerto con el centro de Seattle y que a su vez conectará con el sistema de trenes de cercanías que hay proyectado para todo el Greater Seattle. Si todavía andamos por aquí para entonces, ya lo contaremos.

Buen viaje

 

Deja un comentario