A medida que se acerca la navidad, inevitablemente nos vienen recuerdos de nuestros viajes a Nueva York, sobre todo del segundo, la pasada Nochevieja.

Juntos en el puente de Brooklyn, al atardecer de un frio dia de enero

Fueron momentos muy especiales para nosotros en la que, hasta hoy, sigue siendo nuestra ciudad favorita. Molesta pensar que, por sentido común, tiempo y dinero no debiéramos volver. El problema es que somos muy rebeldes.

La policia es lo mejor de Nueva York, sin duda

 

Lidiando al toro de Wall Street

3 Comentarios

Deja un comentario