El final de 2015 y el comienzo de este año están siendo particularmente tristes en lo que se refiere al mundo de la cultura.

Tras acabar 2015 con la triste desaparición de Lemmy, líder de la mítica banda MOTÖRHEAD, el 28 de diciembre del pasado año, hemos comenzado este año con la muerte de David Bowie hace tan solo una semana, el 10 de enero.

Y hace cuatro días, el 14 de enero, también nos dejó el actor Alan Rickman.

Pero, para nosotros, la noticia más triste hasta la fecha se ha producido ayer.

A última hora del día, cuando estábamos a punto de ir a dormir, nos enteramos por twitter de que había fallecido Glenn Frey, cantante y fundador de la mítica banda THE EAGLES, además de guitarrista y teclista (e incluso actor).

THE EAGLES muy jóvenes

THE EAGLES, ese grupo que grabó el segundo disco más vendido de la historia (tras el “Thriller” de Michael Jackson), el mejor grupo de country rock de la historia, el que nos acercó un poco más a California y el que nos convenció de que nos lo tomáramos todo con paciencia.

Sus canciones, tanto con THE EAGLES como en solitario, me han acompañado toda la vida.

Era también el miembro de esta banda californiana al que le teníamos más cariño, sin saber muy bien por qué.

Pero lo más curioso de todo es que anteayer por la mañana Pilar estuvo buscando fechas de conciertos de THE EAGLES por Estados Unidos, algo que tiene por costumbre hacer de vez en cuando desde 2009, ya que de haber encontrado alguna fecha interesante, es posible que hubiéramos pensando en adaptarlo a un posible viaje.

Glenn Frey en solitario

Podría escribir varios artículos sobre la vida y la carrera musical de Glenn Frey pero me parece innecesario. En Wikipedia hay información más que suficiente al respecto. Prefiero centrarme en describir lo que han supuesto Glenn Frey y THE EAGLES para nosotros.

Comenzaré diciendo que la importancia de la música de THE EAGLES en nuestros viajes por el Oeste de Estados Unidos es tal, que decidimos iniciar con ellos nuestra serie de capítulos de “Música para el Oeste“.

Su música me ha acompañado a lo largo de toda mi adolescencia.

En su carrera en solitario, Glenn Frey participó en la banda sonora de la exitosa serie de televisión de los ’80, “Corrupción en Miami” (“Miami Vice“), con temas como “You Belong to the City“:

O con “Smuggler’s Blues“, un tema que, por cierto, sonaba en el episodio 15 de la primera temporada de la serie, titulado justamente así, y en el que el propio Glenn Frey tenía un pequeño pero interesante papel como piloto de contrabando.

En esa misma época, Frey grabó un tema para otra banda sonora, la de la famosísima película “Superdetective en Hollywood” (“Beverly Hills Cop“). Un popularísimo tema que llevaba por título “The Heat Is On“, para mí, la frase que resume la década de los ’80.

El último trabajo en solitario que fue todo un éxito es el tema “Part of Me, Part of You“, incluido en la famosísima road movieThelma y Louise” (1991).

Glenn Frey y THE EAGLES

Aunque si por algo se conoce a Frey es por ser uno de los fundadores y, además, una de las voces principales y de los compositores más importantes de la famosísima banda THE EAGLES, una formación de country rock que ha sabido adaptarse al paso del tiempo sin perder su esencia, consiguiendo ser populares en los ’70, los ’80 y los ’90.

¿Quién no ha oido alguna vez temas como “Hotel California“, “Take It Easy” o “One of These Nights“?. Pues bien, todas ellas son famosísimas canciones de THE EAGLES y todas ellas fueron compuestas por Glenn Frey. También lo son las preciosas “Tequila Sunrise“, “New Kid In Town“, “Desperado“, y tantas otras…:

Eagles "Hell Freezes Over"Desde niño siempre escuché a esta banda por la radio. Me encantaban todas las canciones que pude oir y, con los años, fue conociendo mejor su repertorio y siguió fascinándome.

Un momento en el que redescubrí a THE EAGLES fue en la navidad de 1994, cuando retransmitieron por televisión el concierto en el que volvieron a reunirse tras catorce años de separación (en los mismos días en que, por cierto, también retransmitieron el famosísimo Unplugged de NIRVANA) y tras jurar que no volverían a reunirse “hasta que el infierno se congelara”. Por ese motivo, el álbum en directo que publicaron con la vuelta a los escenarios (su segundo álbum en directo) lo titularon, irónicamente, “Hell Freezes Over” (“El Infierno se Descongela“).

Ese concierto lo grabé en vídeo y estuve viéndolo una y otra vez (posteriormente lo compré en DVD).
Me fascinaban los temas en directo tanto como su sonido perfecto en el escenario. No hay que olvidar que se trata de una banda formada por músicos de sesión.

Muchos años después, con motivo de nuestros viajes al oeste de Estados Unidos, como ya hemos comentado, decidí seleccionar una buena cantidad de canciones variadas que nos acompañaran en nuestras largas travesías en coche. Eso nos llevó a comenzar a publicar una serie de capítulos que titulamos “Música para el Oeste“, donde THE EAGLES fueron la banda elegida para el primer artículo.

Lo que no sabíamos es la maravillosa experiencia que nos aguardaba unos meses después…

Aunque al principio pensábamos que nunca los veríamos en directo, al final tuvimos la gran suerte de poder asistir a uno de los conciertos que más nos han llegado al corazón, el de su gira de despedida.

Concierto de despedida de THE EAGLES en Madrid

Aquí pueden verse un par de instantáneas de Frey y de la banda al final del concierto:

Concierto de despedida de THE EAGLES en Madrid Concierto de despedida de THE EAGLES en Madrid

Y aquí pueden verse algunas fotografías más del concierto que pudimos disfrutar ese cálido día de julio de 2009.

Su último álbum, “Long Road Out of Eden” salió a la venta un par de años antes de ese concierto, en 2007 (nosotros lo adquirimos en CD en un Wall Mart de Port Angeles en 2009. Nunca lo olvidaré).

Es un álbum lleno de verdaderas joyas musicales.

Glenn, ahora que te vas, es como si se fuera para siempre parte de mi infancia y adolescencia.

Es como si nuestros viajes por el Oeste de Estados Unidos fueran un poco más parte del pasado y algo menos del presente. Con Frey se va un poco de nuestra vida.

Siempre te recordaremos, Glenn. Tu música es parte de nosotros.

 

Deja un comentario