Ayer fue un día histórico.

Muchos pensarán que el carácter de histórico se debió a la visita de un ministro español a Gibraltar, por primera vez en 300 años.
Otros pensarán que lo que convirtió en histórico el día de ayer fue el concierto de Madonna en Barcelona, después de nueve años. El día más caluroso del año
Incluso alguno, no sin motivo, pensará que el avistamiento de un profundo cráter sobre la superficie de Júpiter provocado por el choque de un meteorito del tamaño de la Tierra hace unos días es un acontecimiento histórico, máxime cuando estos días celebramos el cuadragésimo aniversario de la llegada del hombre a la luna.

Un concierto histórico

Pero para nosotros, el día más caluroso del año ha sido histórico, sin embargo, por un motivo bien distinto. A pesar de que no estábamos seguros de poder asistir, al final pudimos disfrutar en Madrid de uno de esos conciertos que quedan grabados en la mente para siempre.

Achacamos la emotividad del momento a dos hechos; por una parte, el que quienes se subieron al escenario fueron nada más y nada menos que THE EAGLES. Por otro lado, el motivo que les ha traído a España: su gira de despedida de los escenarios.

Los EAGLES, sí, ese grupo que grabó el segundo disco más vendido de la historia (tras el “Thriller” de Michael Jackson), el mejor grupo de country rock de la historia, el que nos acercó un poco más a California, el que nos convenció de que nos lo tomáramos todo con paciencia.

A punto de entrar en el Pabellón (Concierto THE EAGLES 21 de julio de 2009)Nosotros, que parece que empezamos a estar un poco acostumbrados a asistir a conciertos de despedida (como en su día asistimos al de SUEDE o al de los SMASHING PUMPKINS) seguimos sin aceptar que grupos míticos como el de los californianos EAGLES puedan dejar de subirse a un escenario. A veces parece que Dios debería concederles un “pase especial” para no envejecer, para no dejarnos.

Y es que, no hablamos de una banda; hablamos de una leyenda que lleva en activo 37 años (aunque no continuados, debido a las “vacaciones” que se tomaron entre los años 1980 y 1994).

De una manera totalmente inesperada, pudimos acceder diréctamente a la primera fila de la planta baja, pegados a la barrera, con lo que pudimos ser testigos en primera línea del espectáculo.

Todas nuestras fotos del concierto AQUÍ.

El concierto

Primera parte

El concierto comenzó con cuatro temas de su último trabajo de estudio “Long Road Out of Eden, algo que ya había comentado el propio Don Henley al comienzo del concierto. El primer tema que suena tras iluminarse el escenario es “How Long, perfecto título para presentar a una banda que hacía tantos años que no venía por aquí. Puede decirse que “How Long” resume perfectamente el sonido EAGLES y sirvió para calentar el ambiente del pabellón en un tiempo récord.THE EAGLES (Madrid, 21 de julio de 2009)

Pero tras los nuevos temas, el escenario se vió sumido en tinieblas. De repente, un mariachi empieza a tocar unas notas de trompeta que desembocan en las primeras notas de la canción más emblemática de la banda, “Hotel California, mientras el fondo del escenario se iluminaba con una silueta colorista de la portada del álbum del mismo título. Fabuloso.

Y es que, por mucho que uno haya oído este tema (del que las radiofórmulas han conseguido que lleguemos casi a hartarnos) adquiere una impresionante dimensión en directo. Las armonía vocales, las contundentes guitarras rítmicas y los magníficos solos sirvieron para dejar claro por qué estos tipos han llenado escenarios y vendido millones de discos durante tantos años. Sí, quizás se echaba de menos a Don Felder, pero podemos asegurar que Stuart Smith, quien le sustituía, dejó muy muy alto el listón.

Glenn Frey y Don Henley al fondo (Madrid, 21 de julio de 2009)Tras ese tema, vinieron otras perfectas versiones de “Peaceful Easy Feeling“, “I Can’t Tell You Why” y “Witchy Woman”. Sin duda, ya quedaba claro que son inimitables sobre el escenario.

Cada vez que acababa un tema, el público aplaudía y gritaba encantado, a lo que Frey siempre respondía con un “gracias, muchas gracias” fuera de micro y con el gesto de sentirse muy arropado. ¡ Gran tipo !

Uno de los momentos más emotivos de la primera parte, para nosotros, se produjo cuando la banda comenzó a tocar el tema “In The City“, mientras en la pantalla posterior del escenario comenzaron a salir una sucesión de preciosas imágenes de Nueva York…

Don comentó que iban a tomarse un pequeño descanso pero que volverían en breve para seguir tocando mucho mucho rato. No mentía, desde luego. Tocaron una fabulosa “The Long Run” y se retiraron.

Segunda parte

Tras el descanso de veinticinco minutos, la banda retomó el espectáculo con la vocal “No More Walks In The Wood”, un tema que se reduce a una canción a capella de los cuatro, perfectamente coordinados, como firma de la casa.

No More Walks in the Wood” sirvió para abrir la segunda parte del concierto y para conseguir ponernos la piel de gallina. Le siguió “Waiting in the Weeds” adornada con imágenes costumbristas de Estados Unidos que consiguieron que se nos humedecieran los ojos. La mandolina de Stuart fue la preciosa guinda.Don Henley y Joe Walsh al fondo (Madrid, 21 de julio de 2009)

Al presentar “No More Cloudy Days“, Glenn dijo que iba después de “No More Walks In The Wood” en el disco, y Joe comentó que era el corte 8 (señalándolo con sus dedos) (?!).

Uno de los momentos más divertidos de la noche se produjo cuando intervino el bajista Timothy B. Schmit para presentar el tema “Love Will Keep Us Alive“, donde optó por presentarlo en un perfecto español a pesar de que, como él advirtió, “mi español no es muy bueno”. Algunas canciones después, Glenn Frey exclamaría “¡¿que tu español no es muy bueno?!”.

De nuevo, tras la inmensa “Love Will Keep Us Alive”, la banda retomó lo más clásico de su repertorio con “Take It To The Limit“, un tema con el que consiguieron los pelos como escarpias a la audiencia, con el impresionante sonido en directo y la perfecta armonía de las voces de los EAGLES.

El tema “One of These Nights” sirvió para presentar a los miembros de la banda. Los mayores aplausos quizás fueron para Timothy, Joe y Glenn.

Life’s Been Good” puso la nota nostálgica pues, mientras sonaba, fueron apareciendo imágenes de archivo de los miembros de la banda, empezando por un Joe Walsh muy joven y melenudo que se dedicaba a hacer locuras, como destrozar con un hacha televisores y mobiliario, o un casi irreconocible (para el público más joven) Glenn Frey, con melena y bigote.

Foto promo para "Long Road Out of Eden" (2007)

Tras desaparecer Joe del escenario, volvió a aparecer instantes después con un extraño sombrero coronado con lo que parecía ser una cámara. Efectivamente, durante el tema “Life’s Been Good” apareció un rótulo en la pantalla del escenario que informaba de que la cámara del casco estaba activada. En ese momento Joe se acercó al público, que apareció  retratado en la pantalla gracias al artefacto de Joe.

Dirty Laundry, un tema que habla de la prensa del corazón, fue adornado con portadas inventadas de revistas en las que aparecían los miembros de la banda al lado de estúpidos y divertidos titulares.

¡ Adiós amigos ! (Madrid, 21 de julio de 2009)Con el escenario casi a oscuras, Glenn y Joe, en un ejercicio que recordaba el “duelo de banjos” comenzaron a hacer un dueto de guitarras hasta que a Joe se le fue de las manos, mientras Glenn ponía muecas. Así comenzaba la marchosa “Funk #49“, adornada también con divertidas imágenes de Joe en la pantalla.

El concierto terminó con la atronadora “Life In The Fast Lane” que parece sonar siempre mejor en directo que en la versión de estudio.

Los bises

Por suerte, tenían preparados dos bises fabulosos: la imprescindible “Take It Easy” y la hermosa “Desperado” con la que seguramente no hubo una sola persona en el escenario a quien no se le humedecieran los ojos. Una noche inolvidable.

¿Quizás es el comienzo de la extinción de una llama de genuino rock que se encendió a mediados del pasado siglo?.

Os vamos a echar de menos, chicos…

Lista de canciones del concierto

El repertorio que sonó ayer:

How Long
Busy Being Fabulous
I Don’t Want to Hear Anymore
Guilty of the Crime
Hotel California
Peaceful Easy Feeling
I Can’t Tell You Why
Witchy Woman
Lyin’ Eyes
Boys of Summer
In the City
The Long Run

(descanso de 25 minutos)

No More Walks in the Wood
Waiting in the Weeds
No More Cloudy Days
Love Will Keep Us Alive
Take It to the Limit
Long Road Out of Eden
Somebody
Walk Away
One of These Nights
Life’s Been Good
Dirty Laundry
Funk #49
Heartache Tonight
Life in the Fast Lane

Bises:
Take It Easy
Desperado

Un buen repertorio del que echamos en falta “Tequila Sunrise” y “New Kid In Town”…

En unos días colgaremos unos fragmentos de video del concierto.

Actualización del 25 de Julio de 2009:

Leyendo por ahí las crónicas de los diferentes periódicos, me he encontrado con una que precisamente esta mañana criticaba el locutor del programa de Elvis de Rock’n’Gol. Leedla y vomitad.

 

2 Comentarios

  1. me encanto su reseña, la verdad es ke en lo personal the eagles son mi hit, aun mas el impresionante talento de don henley, yo soy de monterrey, nuevo leon, mexico y me encantaria tener la experiencia de asistir a un concierto, pero ellos nunca se han presentado por aca, vinieron a ciudad de mexico en 2005, pero no tenia edad para asistir a su concierto y mi padre no me permitia viajar, compadescanse de mi y orientenme para poder lograr mi sueño dorado de conocer a don henley antes ke ya no pueda ser. muchisimas gracias.

Deja un comentario