Desde ayer por la noche, se ha liado parda.

La noticia del cierre de Megaupload, quizás el mayor website de descargas de internet, por parte del FBI, ha corrido como la pólvora por las redes sociales, sobre todo twitter.

La operación del FBI ha terminado con la clausura de las páginas web Megaupload (de intercambio de archivos) y de Megavideo (de visualización de vídeos en Internet), ambas propiedad de las mismas compañías. Por el mismo motivo se encuentran inaccesibles Megapix, Megalive y Megabox.

El Departamento de Justicia ha acusado a siete de los responsables de estas compañías de crimen organizado y asegura que son "responsables" de "piratería masiva en todo el mundo de diferentes tipos de obras protegidas por derechos de propiedad intelectual".

El Gobierno de Obama asegura que estas páginas han generado más de 175 millones de dólares en actividades delictivas y que han causado "más de 500 millones de dólares en daños a los propietarios de las obras protegidas".

Los responsables de estas webs han sido detenidos y el fundador del sitio, Kim "Dotcom", el principal acusado, podría enfrentarse a 50 años de prisión. Aquí le vemos, montado en su jet privado:

Apenas un año después del escándalo de wikileaks, nos encontramos con esta operación, que en twitter ya ha sido tachada de fascista.

El FBI ya se ha apresurado a afirmar que esta operación no tiene nada que ver con la presentación de los proyectos de ley SOPA y PIPA, que generaron una propuesta mundial, con la suspensión de funcionamiento de webs muy populares, como la enciclopedia online Wikipedia. ¿Nos creemos la versión del FBI?

Se teme que muchos otros lugares de descarga caigan como fichas de dominó en esta operación. ¿Volveremos al intercambio Peer to Peer de Emule?

 

Lo curioso de todo es que Anonymous, el grupo de hackers más grande e influyente de Internet, se adjudicó a través de twitter lo que denominó “el mayor ataque jamás perpetrado”.

A los pocos minutos de conocerse la noticia del cierre de Megaupload, los ciberactivistas “tumbaron” las páginas del Departamento de Justicia, el FBI y la empresa Universal Music, entre otras.

Hace un año, tras las acciones judiciales contra Wikileaks, Anonymous atacó los sitios de Visa, MasterCard y PayPal.

Para esta operación han utilizado el software libre Low Orbit Ion Cannon (LOIC), una aplicación que realiza ataques de denegación de servicio (DoS) de páginas web, lo que significa que automáticamente realizará miles de consultas a una misma página hasta saturar la posibilidad de visualizarla.

Al menos 5,635 personas utilizaron LOIC al mismo tiempo para “tumbar” los sitios web, según dijo Anonymous. Incluso, los hackers bromearon en twitter: “Vayan por las cervezas y las palomitas, será una noche larga”.

El éxito de la ación fue tan fulminante que en la cuenta de twitter @YourAnonNews, donde habitualmente se informa de las acciones de Anonymous, se celebraba que se trató del ataque coordinado con más usuarios hasta la fecha. Más de 5.500 personas utilizaron el software habitual de Anonymous para ataques, LOIC.

De hecho, en el momento de publicar este artículo, todavía es posible atacar mediante DoS la web del FBI. Aquí: blitzkrieg-anonrick.blogspot.com Eso sí,conviene recordar que los ataques DoS son ilegales.

El FBI señaló que, después del cierre de Megaupload, tiene en la mira a otros sitios: Taringa, Series Yonquis y Películas Yonquis entre otros. Son algunos de los portales que la agencia estadounidense puede acusar de albergar información que viola los derechos de autor.

¿ Es éste el comienzo de la primera “World War Web” ?

 

2 Comentarios

Deja un comentario