Los gobiernos de todo el mundo han comenzado a temblar de nuevo.

Wikileaks: censurado

 

Wikileaks: el mayor agujero de seguridad

El motivo es la amenaza que, otra vez, supone el mayor agujero de seguridad por el que actualmente se cuelan los informes considerados de alto secreto: Wikileaks.

La noticia de las nuevas filtraciones lleva desde el pasado domingo en las portadas de todos los medios de comunicación.

El domingo por la tarde, Wikileaks comenzó a publicar 251.287 mensajes diplomáticos enviados por los diferentes gobiernos de Estados Unidos entre 274 Embajadas ubicadas en casi todos los países del mundo y el Departamento de Estado (situado en Washington D.C.) desde 1966 hasta febrero de este año.

Se trata del mayor paquete de documentos confidenciales que se haya puesto a disposición del dominio público en toda la historia.

La noticia es, de por sí, muy interesante.

 

Matando al mensajero

Pero lo que nos ha hecho publicar este artículo es la lamentable noticia que hemos conocido esta mañana desayunando: Interpol ha emitido una orden de detención internacional contra Julian Assange, el fundador de Wikileaks. Julian Assange, fundador de Wikileaks y objetivo de todos los Gobiernos del mundoY lo más curioso de todo es que la petición, cursada por la Justicia sueca, le acusa de los delitos de violación, abusos sexuales y coacción. Todo muy muy raro.

Y aquí es donde viene la crítica.

¿Cuánto tiempo tuvimos que esperar para que detuvieran y juzgaran a Sadam Hussein?

¿Cuánto tiempo llevan buscando, sin éxito, a Osama Bin Laden, quizás el terrorista internacional más peligroso de la historia?

Los Gobiernos demuestran, cada día con más claridad, que estan formados por burócratas de enorme trasero que buscan, ante todo, mantenerse en su sillón el mayor tiempo posible.

 

¿Qué hay de malo en divulgar esa información?

Entendemos que todos los Estados manejen documentos secretos e información "sensible", pero vayamos a la esencia del asunto: ¿realmente esos documentos publicados en Wikileaks pueden desestabilizar el statu quo internacional?

Definitivamente, estamos convencidos de que no.

Lo que sucede es que no existe un solo político de alto nivel que soporte, desde su torre de marfil construida con vanidad y egocentrismo, que alguien "inferior" le saque los colores, le ridiculice ante la opinión publica demostrando que su seguridad es mediocre, que sus mensajes enviados a y desde las embajadas son como un patio de comunidad.

¿Qué hay de malo en desenmascarar a políticos corruptos o jueces presuntamente injustos o prevaricadores?

¿Realmente suena tan extraño que Estados Unidos atribuyera la llegada de Zapatero al poder a la "pobre gestión" del 11-M por parte del Partido Popular?

 

Deja un comentario