Hola a todos.

Ahora mismo nos encontramos en la habitación del hotel. Son las 17:40 hora local.

Se encuentra situada en la planta 34 de un fabuloso y futurista edificio tokiota.

La idea es pasar aquí unas horas completando los planes que, por unas cosas o por otras, no hemos podido completar en España.

Esta mañana ha sido inolvidable.

El clima de lluvia nos ha hecho recordar nuestro primer viaje a Japón.

Tanto es así, que hemos ido al mismo local de Ginza en el que estuvimos comiendo hace dos años.

Allí hemos comido un riquísimo tempura udón y menchi udón mientras justo afuera la gente paraba a rezar en un pequeño templete shinto. Precioso lugar.

Por otro lado, acabamos de recibir un mensaje de 啓之 que nos dice que si queremos, puede venir hasta Tokio para salir por ahí. ¿Conseguiremos vernos?

 

Deja un comentario