Un fuerte temblor de 6,6 grados

Un terremoto de 6,6 grados Terremoto de intensidad 5,7 Richter en Tōhoku, al norte de Japón (14 de marzo de 2010)en la escala de Richter ha sacudido hoy el noreste de Japón, a las 17:08 hora local, sin causar víctimas ni daños materiales, según ha informado la Agencia Metereológica Japonesa.

El epicentro se ha situado en la región norteña de Fukushima (福島県), a una profundidad de 40 kilómetros, donde se ha registrado un temblor de intensidad 5 grados en la escala japonesa, cuyo valor máximo es de 7 y se centra más en las zonas afectadas que en la intensidad del temblor. En Tokio se han alcanzado los 3 grados según esa misma escala.

Las compañías eléctricas Tokyo Electric Power y Tohoku Electric Power, propietarias de plantas nucleares en las provincias de Fuhushima y Miyagi, han tranquilizado a la población anunciando que el temblor no ha afectado a las instalaciones, según ha dado ha conocer la agencia local Kyodo.

 

Ayer ya se sintió un temblor en Tōhoku

La ciudad de Aizu-Wakamatsu, en la Prefectura de Fukushima (Ikeya Miho)Precisamente ayer ya pudo sentirse un primer temblor de intensidad 5,7 en la escala Richter en la región de Tōhoku, al norte de Japón.

El terremoto de hoy ha llegado a sentirse en Tokio y ha obligado a las autoridades a suspender temporalmente los servicios del Shinkansen.

Según el diario Yomiuri, las autoridades de la ciudad de Aizu-Wakamatsu, en la prefectura de Fukushima, decidieron ayer reducir el límite de velocidad tras el terremoto que tuvo lugar frente a la costa de esta prefectura.

Además, el Gobierno ha activado inmediatamente un servicio de información para recoger datos sobre el seísmo.

La Agencia Metereológica Japonesa no ha alertado de ningún tsunami, aunque ha indicado que el temblor puede causar algunos cambios en el nivel del mar.

El terremoto más grave acaecido en Japón en las últimos años se produjo en la ciudad de Kobe, en enero del 1995, con una magnitud de 7,3 grados en la escala de Richter, y provocó más de 6.000 muertos.

 

Deja un comentario