Bueno pues, aunque parezca difícil de creer, a partir de hoy tenemos una semana por delante, solo dos días de hotel reservados y ningún plan concreto.

Pero, como siempre decimos, tenemos un buen coche y dinero, así que ya se nos ocurrirá algo.
De hecho, estamos ahora en el hotel de San Francisco mirando algunos mapas para decidir hacia donde tirar.

 

Se oye la campana de los tranvías desde la habitación en la que escribo estas líneas…

Deja un comentario