Pues nada, visto lo visto, no nos ha quedado más remedio que hacer una llamadita al teléfono rojo.

Ahora toca esperar y ver.

Por cierto, ¡feliz 15!

2 Comentarios

Deja un comentario