Ayer por la tarde disfrutamos de todo un clásico del cine independiente.

La opera prima de Quentin Tarantino en la gran pantalla, “Reservoir Dogs” (1992), es la carta de presentación de lo que el genial y heterodoxo director y escritor, Quentin Tarantino, nos ofrecería en sus siguientes films.

"Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

 Cartel de "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

La de ayer ha sido tan solo la segunda vez que veíamos esta película juntos. Las buenas películas, como los manjares, han de saborearse en pequeñas cantidades.

Sinopsis

Una banda organizada recibe el encargo de atracar una empresa y robar unos diamantes. Sin embargo, antes de que suene la alarma, la policía aparece en la escena del delito. Algunos miembros de la banda mueren en el enfrentamiento con las fuerzas del orden, mientras los demás se reúnen en el lugar convenido. Parece ser que, dentro de la banda, se encuentra un infiltrado de la policía.

Quentin Tarantino en "Reservoir Dogs" (1992)

Ópera prima y libro de estilo de Quentin Tarantino

Reservoir Dogs” es la primera obra de una filmografía llena de éxitos, pero también, la presentación del manual de estilo de este director originario de Knoxville (Tennessee).

La famosa escena del maletero de "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

En esta película aparecen, además de un recurrente elenco de actores, elementos que aparecerán en posteriores trabajos, como las largas conversaciones intrascendentes sobre la cultura pop, los famosos gangsters vestidos con traje negro, las escenas violentas y sangrientas, los restaurantes retro americanos, la escena de apertura de capó rodada desde dentro del mismo, la masiva utilización de lenguaje malsonante o la facilidad para crear planos que se graban en el subconsciente colectivo y se convierten en imágenes legendarias (como la banda caminando a cámara lenta al comienzo del film).

La famosa escena de "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

La enorme popularidad de la banda sonora

Pero, sobre todo, en esta película, como en todas las de Tarantino, destaca la banda sonora, creada a partir de selecciones musicales de gustos tan variados y personales.

Además de la cansina “Hooked on a Feeling” con la que tanto aburrieron los medios de comunicación los meses posteriores al estreno de “Reservoir Dogs”, destacan temas como “Stuck In The Middle With You” (que tanto debía gustarle a Sheryl Crow cuando compuso “All I Wanna Do“) o “Little Green Bag“, el tema de la famosa intro de la película:

Según declaró el propio Tarantino, su deseo era que la película transmitiera la sensación musical de la década de los ’50 pero con música de los ’70.

La escena gore de Michael Madsen en "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

En cuanto al apartado interpretativo, considero que no cabe ninguna crítica negativa.
Cada uno de los actores de este legendario reparto está a la altura de su personaje, aunque destacan Michael Madsen, en un registro que no es habitual en su carrera, y Harvey Keitel. Además, gracias a este film, el gran público pudo conocer a los magníficos Tim Roth y Steve Buscemi, un actor al que me encanta.

Steve Buscemi en "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992) Harvey Keitel en "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

 

Tim Roth en "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

Chris Penn en "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

¿Qué significa “Reservoir Dogs”?

¿Cómo podría traducirse el título? bueno, eso no es tarea fácil. Ni los propios angloparlantes lo tienen claro. Quizás, podríamos traducirlo como “Perros de la Calle.

Localizaciones de rodaje: Los Ángeles

El director construye un film de aire retro con apenas unas pocas escenas de exteriores rodadas en la soleada ciudad de Los Angeles.

"Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

Tarantino aprovecha un par de restaurantes clásicos de la ciudad para conseguir ese ambiente especial.

La escena del desayuno de toda la banda junta hablando sobre “Like a Virgin” se rodó en Pat & Lorraine’s Coffee Shop.

Hablando de "like a virgin" en "Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

No obstante, la mayor parte del film se desarrolla en interiores, lo que le confiere un carácter más propio de obra de teatro.

"Reservoir Dogs" (Quentin Tarantino, 1992)

Un film imprescindible para entender el cine estadounidense de los últimos 20 años.

Todo perro tiene su día.

Deja un comentario