Acabamos de ver "A Todo Gas 5" ("Fast & Furious 5" o también conocida como "Fast Five").

El Dodge Charger de Toretto en Fast Five

"Fast Five" es una película de acción estrenada al año pasado que, como todo el mundo ya sabe, no se trata de un film sobre butaneros, sino sobre carreras ilegales y robos de coches.

El Dodge Charger de Toretto en Fast Five

El motivo de ver esta película, de la que desconocíamos incluso su existencia, ha surgido al buscar información en internet sobre el Dodge Charger. En un foro se hablaba de esta película y de lo sorprendentes que eran las imágenes en que aparecía este coche.

Dodge Charger en Fast Five

Argumento: Dominic Toretto y su banda se encuentran, una vez más, en el lado equivocado de la ley, al tener que esquivar turbios asuntos entre un despiadado capo de la droga y un agente federal implacable.

El Dodge Charger modificado de Fast Five

La expresión española "no hay quinto malo" proviene del mundo tarurino, de la época en la que en las corridas de toros no existía el sorteo de morlacos, sino que era el ganadero quien elegía, y solía reservar el de mejor comportamiento para ser lidiado en quinto lugar y así dejar una buena impresión del público, que ya en el sexto estaba cansada y con ganas de irse.

Eso es justamente lo que he pensado al ver la película: "¡No hay quinto malo!".

En esta quinta entrega, desde el reparto hasta las escenas de acción son notablemente más caros. 
La primera película de la saga era un film insulso, lleno de testosterona, pensado para un público posadolescente, con un argumento totalmente lineal y predecible
, absolutamente estereotipado y que recordaba más al argumento de un videojuego mediocre que al de una película semidecente.

El Dodge Charger de Toretto en Fast Five

En cambio, "Fast Five" es cine palomitero a más no poder que, sin embargo, no ha descuidado su presupuesto, puesta en escena, argumento o reparto.

No estamos diciendo que sea una gran película. Por supuesto que no. Pero es todo un espectáculo visual rodado con muy buen gusto y con un argumento que, aunque predecible, no llega a ser tedioso.

En resumen, se trata de una película de acción de las mejores que hayamos visto en mucho tiempo en cuanto a las escenas, muy a la altura de las mejores películas del género.

Sin ánimo de destripar el contenido, diremos que la escena inicial del rescate del autobús de presos es absolutamente impresionante. No recordamos una escena tan bien rodada en ninguna otra película de acción que hayamos visto hasta la fecha.

Impresionante escena inicial de Fast Five

En cuanto al argumento, ¡qué mas da! 
La película tiene el suficiente número de escenas de acción, de factura impecable e impresionante, por cierto, y sin el tedioso uso masivo de efectos de ordenador de los que suelen excederse este tipo de películas, como para ser muy recomendable para espectadores que busquen pasar un buen rato sin complicaciones.

En resumen, ¿Te gustan los coches? pues eso es lo que ofrece la película: coches para hartar. Es decir, básicamente, como "A Todo Gas" (la primera película de la saga y la única otra que hemos visto), pero con una diferencia más que notable: el presupuesto.

Y eso se agradece, pues las escenas de acción son realmente fascinantes. Da gusto ver las burradas que han llegado a rodar para sorprender al espectador.

Atrás quedan películas como "Terminator II" en las que me quedaba fascinado por el gran número de impresionantes escenas de acción y la larga lista de vehículos destruidos (¡más de 200!)

Vin Diesel, un actor que, a pesar de su apellido (puramente artístico), no es alemán sino neoyorkino y, por cierto, de muy buen estado físico a pesar de tener casi 45 añazos, está en su papel habitual: duro, de mal carácter y poco hablador. 

Pero no es el único tío duro. Los creadores de esta quinta parte lo tenían claro: el gancho estaba en enfrentar a los dos hipermusculosos calvos del cine hollywoodiense de la actualidad: Vin Diesel y Dwayne Johnson, conocido en el mundillo como "La Roca".

Lo curioso es cómo se resuelve, al final de la película, ese enfretamiento entre dos actores que habitualmente encarnan el papel de héroes.

Aquí está el trailer promocional, con algunas explicaciones previas de Vin Diesel:

Entre el reparto encontramos a una Elsa Pataky menos sexy de lo habitual y un cameo sorpresa al final de la película que no desvelaremos.

Una película que hace que te enamores, sin duda, del Dodge Charger (el film parece patrocinado por Dodge a juzgar por el enorme número de coches de esa marca que se lucen en la pantalla).

Dodge Chargers de policía en Fast Five

La verdad es que lo hemos pasado como niños.

Por cierto, las escenas de rescate del autobús de presos se rodaron en Parker (Arizona).

 

Deja un comentario