Después de tantos años publicando artículos en este "diario con forma de blog", ayer Adsense nos ha ingresado el primer pago por publicidad.

No es mucho dinero, pero significa mucho para nosotros.

Durante los primeros años de funcionamiento de este blog, queríamos que fuera totalmente gratuito y desinteresado, pero a medida que los gastos de mantenimiento fueron aumentando y que, además, vimos que las visitas también aumentaban exponencialmente, decidimos pasar a incluir un banner publicitario en casi todos los artículos.

No queremos molestar al lector, por lo que se trata de un pequeño banner poco visible.

La idea que subyace es la de "si te gusta lo que has leído, colabora en el mantenimiento de este sitio".

Como muchos ya sabéis, se trata de un blog de acceso "diferente" y que, además, se caracteriza por no estar demasiado presente en Google, debido a que no es nuestra intención (y nunca lo ha sido) formar parte de la blogosfera popular, ya que consideramos que es más un diario de experiencias que un blog de viajes o cine, por ejemplo.

Por ese motivo, nunca ganaremos apenas dinero con él, pero es gratificante saber que un poquito de lo que cuesta mantenerlo es gracias a los que nos leéis (y pincháis en el banner, claro).

 

(Visto 3 veces, 1 vistos hoy)

Deja un comentario