Hoy hemos empezado los cursos p.m. y, aunque yo he llegado tarde por culpa del examen, Pilar me ha explicado en qué ha consistido la primera hora.

Estaba a rebosar de gente. Por desgracia, nos ha dado la impresión de que mucha de esa gente no volverá más, pues Pepe, el director de los cursos, ha firmado los papeles de asistencia a todos, con lo que nos tememos poca afluencia.

Aunque, como se suel decir: mejor solos que mal acompañados.

Nos hemos sentido muy bien en el curso. Nos hace mucha ilusión porque empezamos a notar que comienza una nueva etapa llena de momentos inolvidables y, por qué no, de desafíos y dificultades.

Ahora quedan por delante unas semanas de curso y muchos preparativos. Iremos informando.

 

Compartir
Artículo anteriorES TIEMPO DE CAPILLA
Artículo siguienteALGO MÁS LIBERADO…

Nos gusta viajar, el cine y la música.
O sea, como todo el mundo… ¿o no?

Deja un comentario