La mañana ha amanecido realmente fría.

Nuestro único plan para hoy era hacer algunas compras y algún recado más.

Pero, yendo por la carretera de Simancas, nos hemos acordado, al ver un montón de moteros, de que este fin de semana se celebra la concentración de moteros más grande (y fría, seguramente) de Europa: Pingüinos 2010.En la Plaza de Zorrilla

Así que inmediatamente hemos pegado un toque a Xorxe y, como no, estaba a punto de salir hacia Valladolid. Es un motero empedernido que, aunque luego nos ha reconocido que las concentraciones tan grandes no le hacen mucha gracia, no podía perderse algo así.

Al llegar a la plaza de Zorrilla, el ambiente ya era muy interesante. Motos de acá para allá y mucha gente arremolinada viendo los modelos aparcados.

Ya antes habíamos tenido problemas para movernos por el paseo Zorrilla, debido a que uno de los carriles se había habilitado exclusivamente para que los moteros bajaran la avenida con sus ruidosas motos, provocando un cierto atasco en el carril contrario.

Jorge y Javi Jorge y Carlos con la super moto

Pasada la ITV en 1973. Coste: 150 pesetasTotal, que hemos acabado quedando en la estatua de Colón y las tapitas y cervezas se han mezclado perfectamente con el disfrute del ruido, del olor a humo y goma quemada, y las motos, a cuál más alucinante.

Bueno, también se podía ver alguna reliquia digan de mención, como alguna vespa o incluso motos de la guardia civil de la época de Franco o así.

Después, tras una breve parada en el Burger King de Vallsur (centro comercial a rebosar de moteros comprando bebida y cortezas de cerdo, por cierto), hemos salido hacia Puenteduero.

El ambiente del pueblo era espectacular y la organización ha sido estupenda (todo hay que decirlo).

Los moteros se encontraban esparcidos por los alrededores del pueblo (en el pinar) pero también en el centro de este pequeño pueblo.

Hemos estado viendo las casetas (y comprando alguna cosilla, como una petaca y un inevitable pingüinito de peluche), que hemos alternado con alguna cerveza y café (por aquello del frío).

La verdad es que el ambiente de las casetas estaba muy bien. La gente se iba animando a medida que caía el sol.

Hemos grabado algunas escenas en plan cutre con el móvil: 

Al final, nos hemos vuelto a casa antes de que quemaran la falla motera, ya que el frío era más que considerable (unos 4 grados bajo cero) y además es una fiesta para moteros, no para personas que se desplazan allí en coche, ¿no? 😉

Al lado de la falla de pingüinos, en Puenteduero, que sería quemada pocas horas después

 

 

3 Comentarios

  1. Os Recomiendo Muchisssssisssimo que vengais el proximo año a Pigüinos.. tiene un ambiente Alucinante.. 8) 😯 Lleno de motos guapísimas, una camaradería y un colegueo total y muchass chicas guapas (Ah, y alcohol en cantidades industriales… ¡¡¡¡No os lo podéis perder!!!!!!!!!!! 8)

Deja un comentario