Bueno, pues después de meses de preparación y no pocos esfuerzos, Pilar acaba de unirse al club de conductores (espero que de Mustang).

Ahora, a pensar en una ruta para que pueda disfrutar de un ponycar.

1 Comentario

Deja un comentario