Hace años que quería ver esta película.

"Phantasma" ("Phantasm", 1979)Ayer por la tarde vimos “Phantasma” (“Phantasm“, 1979), dirigida por Don Coscarelli, al que no se le conocen apenas otros films además de numerosas continuaciones de esta película. Tan solo otra que, en nuestra opinión, es de mayor calidad y más entretenida: “El Señor de las Bestias“.

Sinopsis

"Phantasma" ("Phantasm", 1979)Mike, un joven que acaba de perder a sus padres, observa a su hermano Jody mientras éste asiste al entierro de su mejor amigo. Mike ha seguido a su hermano sin que él lo sepa, obsesionado con la idea de que, tras el funeral, abandone la ciudad para siempre. A la salida del cementerio, Mike es testigo de una escena muy extraña: un hombre alto alza el féretro, lo introduce en un coche fúnebre y desaparece. "Phantasma" ("Phantasm", 1979)Mike describe la escena a su hermano, quién lo toma por loco. Molesto por la incredulidad de Jody, Mike vuelve al cementerio de Morningside al anochecer, infiltrándose en la morgue donde además de descubrir una serie de extrañas criaturas espectrales, se hace con una poderosa esfera de plata que pertenece al misterioso hombre alto.

"Phantasma" ("Phantasm", 1979)

El famoso Cuda

Aunque es una película que llevaba muchos muchos años queriendo ver (desde que un amigo de la infancia, que acababa de verla, me la contó con pelos y señales), ha tenido que ser un fragmento de vídeo de youtube, en el que aparece un precioso Plymouth Barracuda de 1971, el que me haya impulsado a verla:

Barracuda de 1971 en "Phantasma" ("Phantasm", 1979)

Por cierto, aquí hay bastante información sobre ese Cuda, un coche mítico.

Barracuda de 1971 en "Phantasma" ("Phantasm", 1979)

 

Un clásico de serie B

La verdad, no nos andaremos con rodeos. Se trata de un film bastante lamentable. Todo un ejemplo del trash y del cine-comic. Terror de videoclub ochentero (o tal vez autocine) con la única pretensión de divertir a adolescentes una tarde de sábado.

"Phantasma" ("Phantasm", 1979)

El terror es sustituido por el gore

Es más, aunque se espera que sea un film de terror, lo cierto es que apenas asusta, siendo el gore sin embargo el que está presente en muchos momentos.

"Phantasma" ("Phantasm", 1979)

De haber sido una película terrorífica, no habría conseguido convencer a Pilar para que la viera.

Esperábamos que se tratara de algo más elaborado, como “El Misterio de Salem’s Lot, por ejemplo.

De hecho, ambos films comparten una serie de elementos comunes: la figura de un malévolo y oscuro personaje, una casa tenebrosa, un protagonista que conoce la verdad de lo que está sucediendo, y un pueblo luminoso de día y misterioso de noche.

"Phantasma" ("Phantasm", 1979)

Enorme fuerza visual

Lo que no vamos a negarle a la película es su fuerza visual y el puñado de imágenes que consigue que se nos queden grabadas en la memoria para siempre.

"Phantasma" ("Phantasm", 1979)

Además, resulta sorprendente cómo el director de fotografía consigue transmitir ese ambiente tétrico en las numerosas localizaciones de rodaje en Altadena, Oakland, Los Angeles y algunos otros lugares de California, a pesar de ser lugares generalmente soleados.

"Phantasma" ("Phantasm", 1979)

Barracuda de 1971 en "Phantasma" ("Phantasm", 1979)

Actualización del 10 de junio de 2014:

Acabamos de leer en internet que, originariamente, Don Coscarelli tenía pensado hacer una adaptación de la novela de Ray BradburyLa Feria de las Tinieblas” (“Something Wicked This Way Comes“) que trata sobre dos jóvenes y la experiencia horripilante que viven desde que llega a la ciudad una misteriosa feria, dirigida por el señor Oscuro.

Pero los derechos para hacer una adaptación al cine de esta novela pertenecían a Disney, así que , finalmente, Coscarelli se retiró a una cabaña aislada para pasar unas semanas trabajando en una idea original.

(Visto 17 veces, 1 vistos hoy)

Deja un comentario