Desde hace casi tres años la frase "nada volverá a ser igual" encabeza lacónicamente mi fotolog recordándonos que solo se vive una vez y que lo vivido no vuelve.
Pues bien, hoy es uno de esos días en los que me parece aún más cierta esa afirmación.

Hoy ha explotado y se ha derrumbado un edificio de una zona emblemática de mi historia personal e incluso, de nuestra historia personal.

Cuántas veces hemos ido al "bar de la borracha" a tomar chupitos baratos. Cuántas veces hemos entrado en el "bar de los gemelos" a tomar unos vinos y unas banderillas…

Sí, por desgracia, nada volverá a ser igual…

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario