Esta mañana al ir a coger el coche, nos hemos llevado otro susto.

La guantera estaba abierta y los papeles de su interior, se encontraban sobre el asiento del acompañante.

Por lo demás, no hemos observado que nos hayan robado nada, ni siquiera el cargador de CDs. Quizás, el que lo ha hecho, buscaba algún GPS que robar o quizás alguna cartera con dinero.

Es la segunda vez que nos pasa algo así y es desconcertante…

La verdad es que, aunque el coche está muy cascado, nos hace buen servicio y, la verdad, muy pocas ganas tenemos de comprar otro.

Compartir
Artículo anteriorEL JOVEN GUITARRISTA QUE SALIÓ DE SEATTLE
Artículo siguienteAKB48
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

Deja un comentario