El hecho de que fuera Nueva York nuestro primer gran destino de viaje, allá por el año 2006 (¡cómo pasa el tiempo!) es quizás el motivo por el cual esa ciudad nunca se borre de nuestra memoria.

Hemos viajado allí ya tres veces y hemos recorrido sus calles, a pie y en coche, de día y de noche, hasta formarnos una imagen indeleble en nuestros más queridos recuerdos.

 

Nueva York, una ciudad familiar para todos

Y si algo tiene Nueva York que la hace tan especial es la sensación de que todos somos de allí.

En parte, porque es una ciudad bien conocida mucho antes de visitarla, gracias al cine, pero en parte también porque, aunque no para de cambiar cada día, el ambiente de sus calles, sus edificios más emblemáticos y las luces de la noche parecen no cambiar jamás.

Las luces y el recuerdo cinematográfico que todos tenemos de muchos de sus rincones hace que cualquiera, con una cámara de fotos barata pero bien utilizada, pueda conseguir unos resultados espectaculares.

Y si eso es así, ¿qué podemos esperar de un buen fotógrafo que decide realizar un proyecto basado en el time lapse con miles de fotos de esta impresionante ciudad?

 

Un time-lapse impresionante

Eso es justo lo que se ha planteado como reto Samuel Orr, fotógrafo profesional que, anteriormente, ya ha realizado otros impresionantes vídeos de lugares del mundo mediante esta técnica de concatenación de fotos.

De momento, con más de 100.000 fotografías de Nueva York, tomadas en dos viajes que realizó en 2011 y 2012, ha conseguido crear esta espectacular secuencia de vídeo.

New York Day from motionkicker on Vimeo.

Su objetivo es completar el trabajo para crear un cortometraje de unos 20 minutos de duración.

Si algún día lo logra, nos encantará ver el resultado.

 

Deja un comentario