…o mejor dicho, volvemos a una de nuestras casas.

Porque Japón, después de tantos y tantos viajes, ya es uno de nuestros hogares. 

Ya lo hemos dicho muchas veces: allí nos sentimos como en casa y pasamos momentos absolutamente memorables tanto solos como en compañía de nuestros amigos.

Y ello, tanto descubriendo nuevos lugares, como simplemente tomando un café relajadamente en una cafetería.

 

Respecto a los planes, pues realmente no tenemos.

Como ya he dicho, se trata de nuestra segunda casa, con lo que ello significa: podemos movernos con total libertad e ir haciendo planes sobre la marcha.

Así podemos ir haciendo lo que en cada momento nos apetezca.

 

Feliz navidad a todos y feliz año nuevo.

 

 

Compartir
Artículo anteriorIMPUESTOS: EL KANJI DE 2014
Artículo siguienteLA CHICA RAMEN
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

Deja un comentario