Ayer por la noche, una de vaqueros.

Sinopsis

La película elegida fue “Sin Perdón” (“Unforgiven“, 1992), dirigida y protagonizada por el genial Clint Eastwood.

Un western de ambiente lluvioso y crepuscular que relata la historia de William Munny, un pistolero de Kansas retirado, viudo y padre de familia, con un oscuro pasado como alcohólico y forajido, cuyas actuales dificultades económicas le empujan a aceptar un encargo que le obliga a volver a matar para sacar adelante a sus hijos, sin la ayuda de su esposa, muerta unos años antes.

El encargo consiste en acabar con dos hombres que pegaron e hirieron a una prostituta en un pequeño pueblo llamado Big Whisky y que, debido al comportamiento injusto del sheriff, Little Bill (Gene Hackman), salieron indemnes.

"Sin Perdón" ("Unforgiven", 1992)Como ayuda, le acompañará su antiguo compañero de andanzas, Ned Logan (Morgan Freeman) y un joven inocente e impulsivo llamado Schofield Kid (Jaimz Woolvett).

Ambiente oscuro e intimista

Eastwood se enfunda de nuevo el revólver para ofrecernos una revisión revitalizadora de un género por entonces muy devaluado.

Lo primero que destaca del film es la oscura e impresionante fotografía, además de la banda sonora, simple pero perfectamente acoplada a las escenas.

El gusto por la fotografía oscura e intimista puede verse también en otras películas de Eastwood como “Gran Torino“, “Million Dollar Baby” o “Poder Absoluto“.

"Sin Perdón" ("Unforgiven", 1992)

Sin duda alguna, resulta una pieza imprescindible para los amantes del western, pero también de los amantes del oeste de los Estados Unidos, gracias a las maravillosas panorámicas de parajes agrestes, adornados con los vaqueros a la puesta del sol.

"Sin Perdón" ("Unforgiven", 1992)

Una reflexión sobre la violencia

Tras el pesimismo que se respira en todo el metraje, Eastwood reflexiona sobre la violencia mientras parece desmitificar a los héroes del western tradicional.
Ahora el protagonista ya no está idealizado, ya no es perfecto, ya no es infalible ni está seguro de que lo que hace está bien o mal.

Revisión magistral del género

"Sin Perdón" ("Unforgiven", 1992)Pocas películas como ésta tratan con tal maestría las claves de un género actualizándolo sin destrozarlo. Es la revisión desde el respeto a los grandes mitos del western como John Ford y Howard Hawks. Y, como no podía ser de otra manera, supuso un éxito rotundo el año de su estreno. El espectador no estaba acostumbrado a revisiones de géneros, a aportaciones realistas en el cine y, sobre todo, a sentarse en el cine para ver “una de vaqueros”.

Estilo lento y reflexivo

Con esta película, Clint Eastwood dejó claro que no es solo un magnífico y popular actor, sino también un brillante director.

Morgan Freeman y Gene Hackman en "Sin Perdón" ("Unforgiven", 1992)Predomina un estilo reflexivo, lento, de planos pausados y preciosistas y movimientos de cámara medidos y controlados al milímetro.

La narración es lenta y reflexiva. La trama principal, la recompensa por la muerte de los vaqueros, pierde importancia mientras la película parece dar mayor importancia a cuestiones como la nostalgia de las viejas glorias, la insolencia juvenil o la reflexión sobre el carácter temporal de la definición del bien y del mal: una mala persona, un forajido, se ve obligado a realizar una mala acción que en realidad resulta ser justa, mientras un sheriff, persona que encarna el bien y la justicia, no es más que un personaje injusto y arbitrario.

Morgan Freeman en "Sin Perdón" ("Unforgiven", 1992)

Para algunas personas, estamos ante uno de los mejores diez westerns de todos los tiempos.

Localizaciones de rodaje

Cartel de "Sin Perdón" ("Unforgiven", 1992)La película se rodó en lugares como Calgary, Brooks, Drumheller, High River o Longview, todos ellos en situados en Alberta (Canadá) así como en Red Hills Ranch en Sonora (California).

Una película recomendable especialmente para los amantes de los ambientes rurales de Estados Unidos, para los que adoran el western pero odian el exceso de indios con flechas y vaqueros retándose en duelos al sol.

Este film supone un paso más en el realismo cinematográfico que, posteriormente, han explotado otros films, especialmente en la última década.

Deja un comentario