Bullicio, olores, precios bajos. Eso es Chinatown

Mentiríamos si dijéramos que nos ha sorprendido la enorme cantidad de gente que llenaba las calles cuando hemos llegado a Chinatown. Ya lo sabíamos de otras veces: este barrio es muy populoso las mañanas de navidad e inmeditamente posteriores a año nuevo.

Lo primero que hemos notado es un delicioso olor a comida china, y no hemos podido resistirnos: hemos comido por 4 dólares (en total!!!). Cosas de Chinatown. Ya sabe: busque, compare…

 

Resulta curioso que en este lado de la ciudad nos encontremos una tienda llamada Serendipity, ¿no?

Jóvenes raperos haciendo de las suyas en Chinatown

Hemos seguido paseando por Chinatown, mirando escaparates y disfrutando del bullício cuando, de repente, se ha oído un fuerte grito de una persona (cuyo acento hacía notar que era negra) que, desde un coche, señalaba a uno o varios transeúntes y les espetaba "hey, you there?".

Lo que en un primer instante parecía ser una bronca, ha resultado ser una broma de unos chicos que tenían muchas ganas de juerga y que iban rapeando un tema mientras los ritmos y scratches sonaban a todo trapo por los saturadísimos altavoces del viejo coche en el que iban montados.

 

Deja un comentario