La de ayer fue una tarde mala.

Por una parte, el dolor de muelas fue intensificándose a medida que pasaban las horas.

Además, tuvimos que atrasar la cita con Ayami y Shiori porque teníamos muchas cosas que hacer (básicamente, tiendas que visitar).

Lo que comenzó siendo un atraso en la cita, acabó siendo una cancelación, debido a que, por una parte, la tarde no nos cundía nada, y por otra parte, la muela me dolía cada vez más.

Al final, volvimos a casa a eso de las 20:30.

Lo primero que hice fue avalanzarme sobre el correo para ver si tenía noticias nuevas de la gente de Japón.

Pues bien, había un mensaje de Yukari esperando en la bandeja. En él nos decía que sentía mucho tardar en responder y que el motivo era que había estado en el hospital dos días por sobreesfuerzo.

Nos decía también que le había sido imposible encontrar grupos de extranjeros para ir a Tohoku a ayudar, y lo que es peor, nos decía que debido al esfuerzo, no podía ir con nosotros a ayudar (y quizás tampoco de viaje, suponemos).

En resumen, un pequeño desastre de tarde.

No obstante, no tiramos la toalla.

 

Deja un comentario