Con un retraso de una hora sobre el horario indicado, comenzaba el segundo directo de los sevillanos MAGA en Valladolid.

Algunos cambios se han notado desde entonces, tanto en la soltura en el escenario, como en la reacción del público.MAGA en escena

Estamos hablando de un grupo que ya tiene en su haber varios temas de éxito, fruto de su primer larga duración (Maga, 2002) como "agosto esquimal", "piedra luna" o "como nubes a mi té" (este último, la mejor canción del panorama español del último lustro para el que suscribe) y sobre todo, de su EP de presentación (Bidimensional, 2001), una joya lírica de cuatro temas a caballo entre el emo y la electrónica guitarrera de finales de los 90, eso sí, con un sonido muy personal.

Por encima de otras consideraciones, en mi opinión destacaron dos cuestiones: por una parte la acertada mezcla de temas nuevos con éxitos anteriores (lo cual se agradece mucho en los primeros conciertos de una gira presentación en la que los oídos todavía no han tenido tiempo de paladear los nuevos temas) y por otra, Entradala pose equilibrada en el escenario entre profesionalidad y cercanía, sin caer en el tópico de "no-me-toques-soy-una-estrella" ni en el extremo punk/cervecero de tocar como si estuvieran en su local de ensayo.

Algunos de los temas que sonaron fueron: astrolabios, piedraluna, celesta, lugar, blanco, como nubes a mi té, catálogo, táctica, agosto esquimal, crujidos, espejo, dormido, una piel de astracán y medusa, satisfaciendo al público con un par de bises.

Con MAGA en el camerinoPor otro lado es de resaltar que el grupo mantuvo su faz en penumbra en los cuatro primeros temas (no sabemos si por expresa petición o por error del técnico de iluminación) y el sonido poco brillante que parece tener el sistema de sonido del local debido a lo cual la voz quedaba ligeramente sepultada por los instrumentos (como ya pasara anteriormente con el concierto que, en esta misma sala, diera meses atrás LA HABITACIÓN ROJA).

Por lo demás, un directo memorable, sensato, sensible que hace que la Sala Escena se marque otro tanto y también MAGA, que ha tenido la deferencia de estrenar (o casi) su nuevo trabajo en Valladolid.

Tras el concierto, la fiesta continuó en el céntrico bar La Piedra…

 

Compartir
Artículo siguientePSICOLOGÍA EN BURGOS
Nos gusta viajar, el cine y la música. O sea, como todo el mundo... ¿o no?

1 Comentario

Deja un comentario