Japón Secreto: descubre el Japón que no sale en las guías

A veces nos encontramos con buenas comedias que no parecen haber tenido el favor del público.

 

Ayer por la noche decidimos ver la película «Los Otros Dos» («The Other Guys«, 2010), y fue toda una sorpresa.

Pensábamos que se trataba de una película de acción con tintes cómicos, pero en realidad es una comedia en su totalidad, basada en un guión lleno de giros de humor absurdo e irónico.

Sinopsis

Allen Gamble (Will Ferrell) y Terry Hoitz (Mark Wahlberg) son dos policías de Nueva York que nunca han realizado ninguna detención ni misión de alto riesgo dentro del cuerpo. Su trabajo se desarrolla, básicamente, en un aburrido papeleo.

 

Terry está harto de vivir a la sombra de los héroes de dicha comisaría, los superagentes Christopher Danson (Dwayne Johnson) y P.K. Highsmith (Samuel L. Jackson). Sin embargo, a su compañero Allen, la rutinaria vida de oficina le parece más que suficiente.

Pero un día, su suerte parece cambiar y Terry cree ver la oportunidad de convertirse en el nuevo super policía de la ciudad, si su compañero se lo permite.

 

Humor irónico

Como ya hemos dicho, se trata de una película interesante, divertida, alocada y con un sentido del humor algo más sofisticado, interesante e irónico de lo que Hollywood nos tiene acostumbrados.

 

Mark Wahlberg, desentonando

No acabamos de ver a Mark Wahlberg dentro de una comedia, pero hemos de rendirnos ante el trabajo de Will Ferrell, cuyo papel de policía pánfilo lo borda. Risas aseguradas.

También participan Michael Keaton, al que hacía mucho que no veíamos, y Eva Mendes, que está muy bien en su papel y además, por qué no decirlo, sale muy guapa.

Descubre San Francisco con las mejores experiencias, excursiones y visitas guiadas

No hay que ser muy listos para ver que este film es una parodia de las películas de super policías.

Internet en Japón

 

Fina ironía sobre los valores de la sociedad actual

Lo que quizás no es tan obvio pero parece subyacer es la crítica a la sociedad actual, en la que se aplaude el sobresaliente trabajo de algunos, y se ningunea el profundo trabajo de los que trabajan a la sombra para que otros relumbren.

Película entretenida y llena de momentos de carcajada.

Abstenerse los dueños de un Toyota Prius.

Por cierto, atentos a los créditos finales.

Deja un comentario