La cena de ayer por la noche con Mikiko fue realmente inolvidable.

La mejor manera de, como digo yo, "cerrar el círculo".

¡¡ Qué diferente vemos ahora Tokio !!

Deja un comentario