Tras unos días de suave y soleado clima, han comenzado a brotar las primeras flores de los cerezos plantados en los alrededores del edificio en el que trabajamos.

No hemos podido resistirnos a hacernos un selfie en un día tan cálido y agradable.

Desde nuestro viaje a Japón en la primavera de 2012, la floración de cerezos la sentimos de un modo especial y diferente.

Deja un comentario