El cuerpo sin vida de Yoshito Usui, autor de cómics y creador de la célebre serie Shin-Chan, ha sido encontrado en una montaña del centro de Japón, según ha informado hoy domingo la agencia de notícias Kyodo. La familia Nohara

La policía japonesa ha confirmado este domingo que el creador de Shinchan, Yoshito Usui, ha aparecido muerto en una zona rocosa del Monte Arafune.

Como ya comentamos hace unos días, el dibujante salió con la idea de hacer senderismo el pasado viernes 11 de septiembre, avisando a su esposa que volvería en el día, pero al no regresar los peores presagios aparecieron. El día 13 de septiembre se localizó una señal de su teléfono que el día 15 desapareció, sin que se pudiera determinar de dónde procedía con exactitud.

Las prefecturas de policía de las regiones de Gunma y Nagano han explicado en un primer informe que Usui habría muerto tras caer accidentalmente, mientras paseaba por una montaña. El cuerpo fue descubierto ayer por un senderista.

Las primeras hipótesis apuntan que el accidente pudo suceder a unos 100 metros de la cima. El equipo de rescate estuvo trabajando el sábado para intentar recuperar el cuerpo de Usui, pero no consigueron hacerlo. La operación se reanudó el domingo y han sido necesarios 17 policías y un helicóptero para recuperar el cuerpo.

La ropa no coincidía con la que llevaba Usui, por eso hasta la tarde del domingo no se ha confirmado su identidad.

Los motivos de la muerte están siendo investigados, aunque su familia descarta el suicidio.

El dibujante era muy aficionado al senderismo y vivía con su esposa en Kasukabe, la misma ciudad en la que se localiza la historia del popular Shinnosuke Nohara, alias Shinchan y su familia.

A las pocas horas de conocerse el fatal desenlace, decenas de entradas comienzan a inundar youtube con homenajes a este genial creador.

Futubasha’s Manga Town Magazine anunció que antes de desaparecer, el creador de Shin chan, Yoshito Usui, entregó dos adelantos del popular manga que lo llevó a la fama, informa Anime News Network.

Es una verdadera pena.

Que descanse en paz.

Deja un comentario