Seguimos con la ciencia ficción.

Ayer por la noche nos decidimos a ver “La Señal” (“The Signal“, 2014), una película que me ha tenido intrigado desde su estreno, al que no pudimos ir.

Sinopsis

Nic, Haley y Jonah, tres estudiantes del MIT y aficionados a la informática y las redes telemáticas, detectan que un hacker experto que se hace llamar NOMAD, ha conseguido colarse en los sistemas del MIT, dejando en evidencia sus fallos de seguridad.

"La Señal" ("The Signal", 2014)

Posteriormente, estos tres jóvenes, viajando en un viejo Volvo desde Haley hasta California, tras rastrear las redes, acaban encontrando el origen de la señal y deciden dar un rodeo para localizar al genio informático culpable de los ataques.

Sus pasos les llevan, en plena noche, a una destartalada casa en medio del desierto.

"La Señal" ("The Signal", 2014)

Algo sucede y, tras perder el conocimiento, Nic aparece confinado en la cama de un extraño centro de investigación, de aspecto algo abandonado, con el número 2.3.5.41 tatuado en su brazo. Un tal doctor Wallace Damon insiste en interrogarle una y otra vez.

Laurence Fishburne en "La Señal" ("The Signal", 2014)

Un largometraje pretencioso y muy lento

Bajo un reparto extraordinariamente desconocido (motivo por el cual destaca de manera tan notable Laurence Fishburne), se esconde un film que, en mi opinión, no consigue ninguno de los objetivos que parece proponerse.

Para empezar, tras la gruesa capa de pretenciosidad, se esconde un argumento y un guión que, en realidad, hubieran sido decentes para un corto (muy corto) metraje.

Por otro lado, tras una sucesión de escenas repetitivas y carentes de interés, el film desemboca en un enorme deus ex machina (por otro lado, algo propio de la ciencia ficción) con la intención de dejar boquiabierto al espectador (siempre que no se haya dormido antes).

"La Señal" ("The Signal", 2014)

Por último, ninguno de los personajes consigue transmitirnos ninguna clase de sentimientos.

Cartel de "La Señal" ("The Signal", 2014)

Desacertada forma de contar una historia

Y es que, para hacer una película se necesita algo que contar, pero también conocimientos y gusto suficiente para contarlo.

Nos recuerda a “Monstruoso“, nos recuerda a “Chronicle“, nos recuerda a “Interstellar“, pero en realidad cualquiera de ellas está muy por encima de “La Señal“.

Sin realismo, intriga o verdadera ciencia ficción

Falta la sensación de verdadero realismo de la ténica de cámara en mano de “Monstruoso“; falta el desarrollo inquietante y sólido de “Chronicle“; falta el sustrato de auténtica ciencia ficción de “Interstellar“… Faltan demasiadas cosas, y sobra metraje.

Nos ha resultado especialmente lamentable que el director, un tal William Eubank (alguien que “pasaba por allí”, pues no parece tener un curriculum especialmente destacable) no haya sido capaz siquiera de transmitir intriga y de mantener el interés por el argumento hasta el final.

¿Solo un final para justificar el film?

No, su objetivo era tan solo el “gran final”.

No negaré que esconde algo de sorpresa (aunque en los últimos minutos es perfectamente deducible), pero desde luego no es motivo suficiente para que la película resulte interesante.

Puente sobre la garganta del Río Grande

Por cierto, en este film volvemos a ver, de nuevo, el puente que cruza la garganta del Río Grande, cerca de Taos.

Rio Grande Gorge Bridge. "La Señal" ("The Signal", 2014)

Por alguna razón, este puente, que descubrimos en nuestro viaje de 2009, es fuente de inspiración para muchos films. ¿Tal vez quien escribió el guión conocía el misterio de Taos?

"La Señal" ("The Signal", 2014)

En resumen: no fascina, no entretiene, no transmite.

Hubiera sido un buen cortometraje…

La IP que rastrean hasta Nomad

Un dato curioso: la dirección IP que Nic y Jonah rastrean hasta dar con la ubicación de Nomad en Nevada, 192.117.255.147, pertenece en realidad a “SMILE – Internet Gold” una de las empresas israelíes de comunicaciones más grandes, que provee conexión a internet a miles de usuarios, tanto domésticos como empresas.

 

2 Comentarios

    • ¡¡Efectivamente!!
      Hace tiempo que queremos publicar un artículo sobre ese puente y hablar de las películas en las que sale (como "Los Gemelos Golpean Dos Veces"), pero nos falta tiempo 🙂

      Es un puente impresionante. Lo descubrimos en nuestro viaje por esa zona en 2009.

      Un saludo y gracias por visitarnos

Deja un comentario