Una fuerte tormenta de nieve, que abarca desde Nueva Inglaterra hasta Carolina del Norte y del Sur, sembró este lunes el caos en la costa este de EE.UU., donde se cerraron no sólo escuelas y centros de trabajo sino también autopistas y aeropuertos.

El alcalde de Boston decretó el estado de emergencia y las escuelas públicas fueron cerradas, al igual que las de Nueva York, que lo hicieron por primera vez en cinco años.

En Filadelfia 44 personas tuvieron que pasar la noche en el aeropuerto, según dijo a la prensa el portavoz del aeropuerto.

En ciudades como Nueva York y Washington se han acumulado 30 centímetros y en los aeropuertos se han cancelado cientos de vuelos.

Vecinos bajo la nieve en el East Village neoyorkino, tras las fuertes nevadas de las últimas horas

 

El temporal que azota el noreste de Estados Unidos, ha dejado a Nueva York sumida en el caos.
Pero si no puedes luchar contra el tiempo, únete a él. Así lo han hecho algunos osados neoyorquinos, que han aprovechado para darse un paseo por las blancas calles de la ciudad.
De hecho, en Nueva York, más de un millón de escolares se han quedado en sus casas. Los mercados financieros, sin embargo, han abierto con normalidad.

En las cercanías de Nueva York más de 900 vuelos fueron cancelados de los Aeropuertos Kennedy, Newark y LaGuardia.

 

 

 

 

 

Deja un comentario