Es hora de rugido de motor y olor a neumáticos quemados y gasolina.

La NASCAR: el motor americano

Los estadounidenses parecen tener la costumbre de hacer las cosas a su manera.

Siempre he pensado que el beisbol es su versión del cricket, que el fútbol americano es su forma de entender el rugby y que, además, no puede llamarse fútbol porque apenas se utilizan los pies. Y ¿qué me decís de los rodeos? supongo que no les apetecía perder el tiempo fabricando trajes de luces (sí, bueno, ya sé que los rodeos proceden de una costumbre mexicana…)

Pues bien, el “estilo americano” también está presente en las carreras de coches. De hecho, a la europea (ahora ya mundial) Fórmula 1, ellos le buscaron una versión americana: la Fórmula Indy.

Pero, si hay un deporte de motor típicamente estadounidense, y además muy conocido en todo el mundo (además de las carreras drag, por supuesto), son las carreras de la NASCAR.

La NASCAR, las carreras de coches americanas

La primera vez que supe, en detalle, en qué consistían estas carreras fue gracias al videojuego Nascar Racing de 1994, muy avanzado en gráficos en dicha época.

NASCAR son las siglas de National Association for Stock Car Auto Racing (“Asociación Nacional de Carreras de Automóviles de Serie”). En la actualidad, es la categoría automovilística más comercial y popular de Estados Unidos, además de la competición de automóviles de fábrica más importante del mundo.

Una de las características más visibles de estas competiciones es que suelen disputarse en circuitos ovales. Además, los automóviles que corren en ellas son de serie, es decir, automóviles basados en modelos salidos de fábrica, solo que extraordinariamente modificados.

Dichos automóviles están mejorados por ingenieros especializados, respetando las especificaciones y normas aprobadas por la NASCAR y los motores los proveen los grandes fabricantes (Dodge, Ford, Chevrolet, etc).

Chevrolet Montecarlo en NASCAR

¿Cómo surgió la NASCAR?

Según hemos podido leer en diversas fuentes (y en un capítulo de “Top Gear” que vimos hace una semana), parece ser que el origen de esta carreras se encuentra en el contrabando de bebidas alcohólicas durante la “ley seca”.

Al parecer, los traficantes de alcohol en Estados Unidos, durante la época de “la prohibición”, contrataban a conductores expertos (y bastante temerarios) que modificaban automóviles para que soportaran mucho peso en sus maleteros y, a su vez, que desarrollaran mucha potencia, pero sin llamar la atención de los agentes de la ley, por lo que se trataba de automóviles muy comunes.

Tras derogarse la “ley seca”, los conductores y mecánicos de estos automóviles comenzaron a reunirse en circuitos con forma de óvalo rúdamente trazados en medio del campo para competir contra otros pilotos. Estas competiciones atrajeron la atención de más gente y la popularidad fue incrementándose.

La popularidad de estas carreras se extendió por todo el país y comenzaron a celebrarse competiciones de este tipo a lo largo y ancho de los Estados Unidos.
Pero se trataba de competiciones aisladas unas de otras, donde las normas variaban de un trazado a otro en función de las reglamentaciones fijadas por el organizador de la carrera (conocido como “promotor”).

Pero Bill France Sr., promotor de la carrera de Daytona International Speedway (el primer circuito óvalo asfaltado), vio el potencial de una competición de carácter nacional unificando criterios y reglamentaciones.

Las carreras de la NASCAR: el rugido de los motores americanos

Así, el 15 de febrero de 1948, gracias a los esfuerzos de Bill France Sr., se disputó la primera carrera en la historia de NASCAR, celebrada en Daytona y cuyo vencedor fue Red Byron a bordo de un Ford modificado.

NASCAR fue fundada por Bill France, Sr., el 21 de febrero de 1948, con la ayuda de varios pilotos de la época. Como curiosidad, el sistema de puntuación se escribió en una servilleta de un bar.

Categorías de la NASCAR

Las competiciones de NASCAR se dividen en tres categorías:

Sprint Cup Series

NASCAR Sprint Cup SeriesLa Sprint Cup Series (conocida simplemente como la “Cup” o incluso “NASCAR”) es la categoría reina y, por lo tanto, la más popular y la que más dinero mueve dentro de la NASCAR. Dado que el primer patrocinador de la Sprint Cup Series fue la Reynolds Tobacco Company, esta categoría pasó a llamarse Winston Cup Series en 1972. En 2004, el patrocinador pasó a ser Nextel, por lo que se llamó Nextel Cup, hasta 2007.

El pasado año, consistió en 36 carreras que se celebraron durante 10 meses. El campeón fue Brad Keselowski. Jimmie Johnson fue el campeón de 5 Sprint Cup Series consecutivas entre 2006 y 2010 en el apartado de conductores.

En 2011, NASCAR anunció la modificación de un buen número de normas de competición. La más importante fue la adopción del sistema simplificado de puntuación utilizado por las categorías Nationwide SeriesCamping World Truck Series, que luego veremos. A partir de ese año, el ganador recibe 43 puntos, restándose un punto para el segundo y siguientes. Además, el ganador recibe 3 puntos de bonificación. Los corredores líderes en cada vuelta reciben un punto extra por cada una de ellas. También recibe un punto extra el corredor que lidera la mayoría de vueltas.

Nationwide Series

La Nationwide Series es la segunda categoría profesional de las competiciones NASCAR. Ricky Stenhouse, Jr. fue el campeón en esta categoría el pasado año.

Hasta el año 2007, debido a su patrocinio, recibía el nombre de Busch Series.

En la actualidad, esta categoría es la única de las tres que celebra carreras fuera de los Estados Unidos. La temporada es algo más corta que la de la Sprint Cup, y los premios en dinero son también significativamente más bajos.

Camping World Truck Series

La Camping World Truck Series es la tercera categoría de la NASCAR y es disputada por camionetas pickup modificadas. Hasta el año 2008, se llamaba Craftsman Truck Series.

¿Qué fabricantes de coches compiten en la NASCAR?

Para los amantes de los coches americanos diremos que, actualmente, las marcas que compiten en la NASCAR son Ford, con el Ford Fusion en la Copa NASCAR, y con el Ford Mustang en la Nationwide Series; Chevrolet, con el Chevrolet Impala tanto en la Sprint Cup como en la Nationwide Series; Toyota, con el Toyota Camry en ambas categorías; y Dodge, con su, mítico Dodge Charger en la Sprint Cup, y con el Dodge Challenger en la Nationwide Series.

Dodge Charger en las carreras de la NASCAR

Curiosamente, Chevrolet no participa con su mítico Camaro en ninguna de las categorías (quizás por las especificaciones exigidas en los coches) y Pontiac, que solía participar en la competición, la abandonó hace unos años tras registrar resultados bastante mediocres.

Algunos de los modelos que han ganado el campeonato desde su creación han sido el Hudson Hornet, el Chevrolet Impala, el Plymouth Satellite, el Dodge Charger (en su versión original y en su versión Daytona), el Chevrolet Chevelle, el Buick Regal, el Chevrolet Monte Carlo, el Ford Thunderbird, el Ford Torino, el Chevrolet Lumina o el Pontiac Grand Prix. En la última temporada (2012) el ganador ha sido el Dodge Charger.

Mítico Dodge Charger Daytona en las carreras de la NASCAR

Especificaciones de los coches

Los coches participantes deben cumplir, entre otras, las siguientes especificaciones: motor de 5.800 cc (358 en términos americanos) Pushrod V8 de aspiración natural, potencia nominal de 650 a 700 cv no restringidos o 450 cv cuando hay restricción, torque de 700 N·m, caja de cambios manual de 4 velocidades, usar gasolina de 98 octanos, ruedas especiales provistas por Goodyear, capacidad del depósito de tan solo 18 galones (68 litros), y un peso de, al menos, 3.200 libras sin piloto (1.451 kilos) y 3.400 libras con piloto (1.542 kilos).

Principales circuitos del campeonato NASCAR

Desde la fundación de la NASCAR, Daytona, costruida en las playas del mismo nombre, en Florida, se destaca como una de las pistas más importantes y populares del campeonato, con sus famosas 500 Millas de Daytona, una carrera cuya popularidad solo se ve superada por las 500 Millas de Indianápolis.

Su trazado, de 2,5 millas de longitud (aproximadamente 4 km) cuenta con curvas cuyo peralte supera los 30 grados, permitiendo a los coches alcanzar enormes velocidades.

Con el paso del tiempo, se incorporó a ésta el circuito de Charlotte (Carolina del Norte), donde se disputa la prueba más larga de la temporada, las 600 Millas Coca Cola (su nombre actual) desde 1963.

Posteriormente se unió a la NASCAR la Talladega Superspeedway de Alabama, el circuito con forma de óvalo más largo del campeonato, con más de 4,1 km, y donde, al igual que en Daytona, las velocidades son muy altas, debido tanto a su longitud como a sus peraltes, por lo que, en los coches de las tres categorías se colocan dos placas en la boca del carburador que impiden que el motor desarrolle más potencia, limitando los vehículos a la mitad de la potencia.

Espectacular accidente durante una de las carreras de la NASCAR

Una de las carreras más curiosas y una de las más cortas de la temporada es la de Bristol (Tennessee), circuito conocido como “Thunder Valley“, un óvalo con peraltes muy pronunciados (entre 26° y 30°).

En los años ’70 se incorporó a la escena el circuito de Pocono (Pensilvania) un curioso circuito triangular que cuenta con uno de los trazados más difíciles y largos de la temporada, semejante en tamaño al de Daytona.

El último gran circuito que se incorporó a la NASCAR fue el de Indianápolis (Indiana), un óvalo mítico que pertenece a la NASCAR desde 1996 y en cuya pista se disputan las 400 Millas de Brickyard, llamada así porque el circuito estaba construido originalmente de ladrillos, algunos de los cuales aún se conservan en la línea de meta.

"Días de Trueno", una película sobre las carreras de la NASCAR protagonizada por Tom CruiseAdemás de los premios celebrados en óvalos, también se celebran carreras en circuitos mixtos, como el Infineon Raceway de Sonoma (California), y el circuito de Watkins Glen en Nueva York, los dos principales trazados no óvalos de toda la NASCAR.

 

La NASCAR en el cine

La popularidad de estas carreras se ha llevado a la gran pantalla en numerosas ocasiones.

 

La película más conocida sobre el mundillo de la NASCAR es “Días de Trueno (1990) protagonizada por Tom Cruise. Pero hay otras también muy conocidas y que comentaremos en otra ocasión, como es el caso de la película de animación “Cars“.

2 Comentarios

  1. Corta/pega?!?! No way!!!

    Nuestros artículos son siempre currados. Pura investigación.
    Algún día deberíamos ir juntos a un premio NASCAR. Es la caña. Muy auténtico. Muy cachondo.
    Mercury? veo que eres muy Ford!
    Te veo con un Cougar Eliminator. Sería tu coche. Eso sí, con un motor Cobra Big Block! A lo gordo!!
    A mí también me mola McQueen.
    Sabías que las escenas de “Bullitt” las rodó el mismo? El tío era super fan de las carreras europeas.
    Léete esto:
    https://javiypilar.com/?p=15217

  2. Pedazo de artículo sobre la NASCAR..¡¡Vaya currada!! ( ¿No has hecho “Corta-pega”, JAVI ?)
    Me molaría haberos acompañado a ver las Carreras.. No sabía que gastaban esos “Pepinazos” de Motor, casi 6 litros de cubicaje y casi 700 HP.. me gustaría haber participado con un Mercury a Finales de los años ´60 ¿no? De hecho, mi “Piloto” fetiche sería un tal Steve McQveen..

Deja un comentario