Como todos los sábados, nos hemos levantado con la intención de ir a Palencia a comer y pasar allí el día.

La mañana ha amanecido fría y húmeda.

De esta guisa ha amanecido nuestro coche...La sorpresa nos la hemos llevado cuando hemos ido a coger el coche para ir a Palencia y nos lo hemos encontrado como puede verse en las fotos, o sea, con un par de ventanas rotas.

Hemos hecho de tripas corazón y hemos sacado estas dos fotos con el móvil (¡¡para algo va sirviendo la cámara del móvil!!), para poder contar el suceso y que alguien nos crea.

Además, estas fotos pueden venirnos bien para el seguro.

Un policía municipal rondaba precisamente por allí, por el aviso de algún transeúnte y nos ha preguntado si era nuestro coche.

Por cierto, el coche de al lado estaba como el nuestro, con las ventanas rotas. Además, tenía dañados los marcos de las ventanas, que es mucho peor.

Lo curioso del asunto es que las puertas no estaban abiertas ni forzadas y que, además no faltaba nada del interior del coche, lo que nos hace pensar que, tal vez, o ha sido una broma de alguien con un extraño sentido del humor, o quizás han reventado los cristales por el intenso frío de esta noche, pero esta segunda posibilidad no nos encaja, puesto que, en ese caso, deberían haber reventado más cristales; quizás todos.Dos ventanas rotas, pero los marcos, ¡ intactos !

Además, dentro de la mala suerte, al menos, los marcos de las puertas están intactos, lo cual también es muy curioso.

Tras el susto y el enfado, hemos avisado a una grúa particular, porque la del seguro no trabaja los sábados por la tarde. De hecho, ningún taller trabaja los sábados por la tarde, con lo que hemos avisado a una grúa super cara que nos ha hecho el favor de llevarse el coche al taller y dejarlo allí hasta que el lunes lo arreglen.

No podíamos dejarlo en la calle así, por motivos de seguridad, pero sobre todo porque, justo cuando nos lo hemos encontrado así, ha empezado a caer una fina nieve.

Total, que al final se ha truncado nuestro plan de ir a comer a Palencia, a pesar de las llamadas insistentes de mi madre.

Lo que sí hemos hecho es acercarnos a Palencia más tarde, en el regional de las 17:50.

Hacía mucho tiempo que no viajábamos en transporte público, así que he aprovechado a llenar el reproductor mp3 con música que también hacía tiempo que no escuchaba. Fundamentalmente grunge de SOUNDGARDEN y BUSH. No recordaba que fueran tan buenos…

Deja un comentario