Desde hace unos años, se ha ido extendiendo a través de las redes sociales y el correo electrónico el concepto de “Blue Monday” (“Lunes Triste“).

Según se repite insistentemente cada mes de enero por estas fechas, el tercer lunes del año es el día más triste del año, según una fórmula desarrollada por un tal Cliff Arnall, psicólogo de la Universidad de Cardiff.

La fecha generalmente se anuncia como el tercer lunes de enero, pero en ocasiones también se ha definido como el segundo o el cuarto lunes de enero e incluso como el lunes de la última semana de enero.

LA FÓRMULA DEL “BLUE MONDAY”

Dado que se trata de un montaje, los medios de comunicación no se ponen de acuerdo en la fórmula creada por Arnall.

Supuestamente, la fórmula dada a conocer por este psicólogo, en 2006, fue la siguiente:

donde

  • Tt = tiempo de viaje
  • D = retrasos
  • C = tiempo gastado en actividades culturales
  • R = tiempo gastado en relax
  • ZZ = tiempo gastado durmiendo
  • St = tiempo gastado en un periodo de estrés
  • P = tiempo gastado haciendo la maleta
  • Pr = tiempo gastado en la preparación

Curiosamente, ya se observa un primer error de partida, y es que no se definen las unidades de medida.

Posteriormente, en 2009, un comunicado de prensa utilizó una fórmula diferente:

donde

  • W=tiempo atmosférico
  • D=deuda
  • d=sueldo mensual
  • T=tiempo transcurrido desde Navidad
  • Q=tiempo desde que abandonamos nuestros propósitos de año nuevo
  • M=bajos niveles de motivación
  • Na=sentimiento de necesidad de hacer algo

En este caso seguían sin definirse las unidades de medida.

El propio Cliff Arnall ha reconocido en varias ocasiones que estas fórmulas no tienen base científica ninguna. Sin embargo, el Blue Monday ya se ha extendido por todo el mundo.

¿CUÁL ES EL VERDADERO ORIGEN DEL “BLUE MONDAY”?

La primera vez que se anunció tal fecha fue el 24 de enero de 2005, como parte de un comunicado de prensa de la compañía de viajes Sky Travel.

Concretamente todo es una invención de Porter Novelli, la empresa de relaciones públicas de la compañía de viajes Sky Travel en 2005.

Y el psicólogo de Cardiff, Cliff Arnal, ni siquiera fue el autor del estudio, Tan solo se limitó a firmar esa patraña.

Arnall dijo que la fecha fue ideada para ayudar a Sky Travel a analizar en qué momento la gente reserva las vacaciones y las tendencias de vacaciones.

Para ello utilizó varios factores, como las condiciones climáticas, el nivel de deuda (la diferencia entre la deuda acumulada y nuestra capacidad de pago), y otras variables.

Esta “investigación científica” intentaba aprovechar una oportunidad de negocio que había observado la empresa Sky Travel: si creaban “el peor día del año” y hacían creer a la gente que ese día existe realmente, eso induciría a una tristeza en los consumidores que les provocaría comprar más viajes programados.

Lo interesante de este fenómeno es que los medios tomaron este hecho como algo científicamente comprobado y, año tras año, nos lo machacan a todos por todas las vías posibles.

Fenómenos como los del Blue Monday desencadenan emociones artificiales o parásitas inducidas artificialmente.

Estas emociones son muy negativas porque solo aportan malestar y confusión, además de ser más difíciles de gestionar por tratarse de conceptos abstractos sobre los que no se puede afectar directamente.

Para colmo, tras el éxito en internet de este invento, Arnall retomó la fórmula para calcular el Día Más Feliz del Año (que cae alrededor del 20 de junio) y, otra vez, Arnall se embolsó una buena cantidad de dinero vendiéndola para una campaña publicitaria de la marca de helados Wall’s.

¿POR QUÉ SIGUE TAN EXTENDIDA LA PATRAÑA DEL “BLUE MONDAY”?

En nuestra humilde opinión, hay dos motivos fundamentales: el mal trabajo de los periodistas y la necesidad de los usuarios de las redes sociales de tener temas de conversación cada día del año.

Después de haber sido desmontada esta patraña en numerosos blogs (como Microsiervos, a quienes agradecemos su información), todavía los periodistas, que cada día son más vagos y menos profesionales, prefieren seguir tirando de tópico falso sin contrastar en vez de hacer bien su trabajo, como es el caso de Telecinco o 20Minutos.

En resumen, si alguien de vuestro entorno se acerca a deciros, con tono de “enterao”, que hoy es el “Blue Monday”, comentadle que es víctima de un bulo.

Seguramente provocaréis que, para él, sí que se convierte en el día más triste del año, jaja.

Deja un comentario