Por recomendación de la tuitera Eva G., ayer por la noche decidimos ver una película de época.

"La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003)

La preciosa película que elegimos fue "La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003) es una magnífica película protagonizada por Colin Firth y Scarlett Johansson.

 

Sinopsis

La película está ambientada en la ciudad de Delft (Holanda) en 1665.

En ese año, una joven llamada Griet comienza a servir en casa del famoso pintor barroco Johannes Vermeer, aunque como aprendiz, hasta que demuestre su valía.

Colin Firth y Scarlett Johansson en "La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003)

Entre las órdenes que recibe por parte del ama de llaves, la más importante es no entrar en la habitación en la que trabaja el artista mientras esté pintando, teniendo cuidado de no mover nada mientras limpia. Pero un día aparece en la habitación justo cuando el pintor ya había comenzado a trabajar.

Él decide que ella puede ser un buen motivo para un cuadro. Además, Griet demuestra entender mucho sobre la luz y el color.

Pero la fama de mujeriego de Vermeer despierta recelos en la angelical joven.

Colin Firth y Scarlett Johansson en "La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003)

 

Una sucesión de cuadros

El director ha intentado colocar la película a la altura de las obras maestras de Vermeer. Y para ello, desarrolla la película como una sucesión de cuadros. Cada plano es un cuadro

Scarlett Johansson en "La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003)  Scarlett Johansson en "La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003)

La luz es perfecta. Los decorados con elementos de belleza sutil que reflejan la luz al gusto del artista, parecen salirse de la pantalla.

"La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003)

No encontramos adjetivos suficientes para describir la perfección fotográfica, la impresionante ambientación o el detallismo en los vestidos, los objetos y el brillo que reflejan en cada imagen.

Después de ver la película, la conclusión a la que uno llega es que, por encima del argumento y el trabajo de los actores (que es magistral, por cierto), el disfrute del film se basa en el placer de contemplar la sucesión de cuadros en movimiento que suponen cada una de sus escenas.

Scarlett Johansson en "La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003)

 

Argumento sin convencionalismos

En cuanto a la historia narrada, destacamos, por encima de todo, la renuncia del director a inventar un absurdo pretexto sentimental con el que rellenar una película que no necesita relleno alguno.

Por eso, en este film no nos vamos a encontrar ningún tórrido romance, ninguna escena de erotismo obvio, ningún escarceo facilón para la audiencia.  

Scarlett Johansson en "La Joven de la Perla" ("Girl With a Pearl Earring", 2003)

En resumen, una película especialmente enfocada a quienes deseen ver arte en el cine.

"La Joven de la Perla" Vermeer de Delf

 

Deja un comentario