¡Qué pequeño es el mundo!

La serie de televisión "El coche fantástico" fue un auténtico éxito en todo el mundo, a mediados de los '80

Todos redordamos lo mucho que nos flipó ese Pontiac Firebird Trans Am negro que cruzaba, a toda velocidd, el desierto a la puesta del sol, con una luz roja en el frontal que se movía de un lado a otro.

David Hasselhoff dejó maravillada a una generación montado en aquel coche negro llamado Kitt que podía conducir solo mientras metían entre rejas a los malhechores más sofisticados de la década.

Pero lo curioso de todo esto es que, al igual que sucediera con la máquina del tiempo de la película "El Tiempo en sus Manos", una persona anónima ha rescatado del olvido el auténtico coche de la serie.

Pero para Jose Antonio, un vecino de Vélez-Málaga, su pasión por la serie ha ido más allá.

Este mecánico enamorado de Kitt no le bastaba con ver las reposiciones de la serie en televisión y, tras viajar a Estados Unidos repetidas veces (una de ellas en su viaje de novios) y seguirle la pista a esta joya de la televisión, decidió adquirir uno de los coches originales de la ficción norteamericana en una subasta por internet.

El Pontiac no estaba en muy buen estado pero lo arregló con dedicación conservando las partes originales del coche.

Los vecinos de Vélez-Málaga se quedan estupefactos cuando ven por sus calles a José Antonio sacando a pasear su preciada joya.

 

Deja un comentario